La decisión de Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña de prohibir el lenguaje inclusivo en las escuelas porteñas generó una reacción casi instantánea tanto en la esfera política como también académica y cultural. Funcionarios del Gobierno, referentes del colectivo LGTBIQ+, agrupaciones estudiantiles y figuras de la cultura salieron a repudiar la orden del jefe de Gobierno de CABA y su ministra de Educación.

La gestión macrista de la ciudad justificó la eliminación del contenido en lenguaje inclusivo por la baja en la calidad de aprendizaje. «Los resultados de las evaluaciones de 2020 y 2021 mostraron un aumento en la cantidad de chicos que no pudieron responder a las expectativas de aprendizaje ni comprender textos básicos y mostraron dificultades para leer», expresó el jefe de Gobierno porteño.

Fue a través de la Circular 4/2022 del Ministerio de Educación porteño, que encabeza Soledad Acuña, donde se ordenó a las y los docentes desarrollar las actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales «de conformidad con las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales para su enseñanza». De este modo, se prohibió el uso de las e, x y @ como criterio inclusivo.

En ese marco, desde Nación salieron este viernes a rechazar la medida. «Las escuelas deben ser ámbitos inclusivos y democráticos que respeten la libertad y la diversidad. Nada bueno se aprende de una prohibición», fueron las palabras expresadas por la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, que se expresó a través de Twitter sobre la medida adoptada en ciudad.

También hubo respuesta por parte del titular de Educación de la Nación, Jaime Perczyk: «Tenemos que mejorar, pero eso no se hace prohibiendo. Mejorar es que no haya violencia, que no haya femicidios, que no haya desigualdad, ni discriminación», afirmó en al canal de noticias C5N.

Desde el colectivo de la diversidad también expresaron su rechazo. La Federación Argentina LGBT (FALGBT) presentó un amparo para que se respete a quienes usan lenguaje inclusivo en las escuelas. «Le solicitamos a la Justicia que suspenda la resolución del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires hasta que se resuelva la causa», indicaron.

En el ámbito académico, en tanto, también hubo repercusión. Desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, la Agrupación Rodolfo Walsh que conduce el centro de estudiantes se pronunció en repudio a la directiva de CABA. «Otra vez, el Jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, da cuenta de su misoginia a través de las medidas que lleva a cabo. Prohibir el lenguaje inclusivo en las escuelas es invisibilizar a las disidencias y a las mujeres que habitan las instituciones», fue el mensaje enviado por la agrupación universitaria.

«El ámbito educativo debe ser un espacio de inclusión para todxs. Desde la Walsh esperamos que el funcionario se ocupe de las condiciones edilicias, la comida y las vacantes en los colegios de la ciudad, en lugar de convertir esos lugares en espacios excluyentes», agregaron desde la organización estudiantil.

En el ámbito cultural también hubo figuras que decidieron manifestar su repudio. «El miedo que tenés que tener para prohibir el lenguaje inclusivo», expresó en redes sociales la cantante, productora y gestora cultural Barbi Recanati. «El lenguaje inclusivo no es solo un tema gramatical, es una manifestación de las luchas y los cambios en cuestiones de género ocurridos en estos años. Prohibir su uso en las escuelas de CABA es una forma de ignorar, combatir o denigrar esos cambios. Eso es lo que pretenden», manifestó el escritor Sergio Olguín.