El movimiento de mujeres de Argentina conmemoró los siete años de la primera marcha del Ni Una Menos, consigna que surgió en 2015 como un lema de protesta contra la violencia machista y se convirtió de inmediato en una bandera central para el colectivo feminista. Este viernes transcurrió con una jornada cargada de actividades en todo el país, cuyo epicentro tuvo lugar entre Plaza de Mayo y el Congreso.

Decenas de organizaciones enmarcadas en el movimiento de mujeres, como también el colectivo LGTBIQ+, se movilizarán tanto en Buenos Aires como en La Plata y otros puntos del país. «¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos! El Estado es responsable», es la consigna que encabeza este nuevo aniversario, cuyo acto central contará con la lectura del documento consensuado entre las diferentes organizaciones.

Además de la denuncia por los índices de feminicidios en el país (que desde el primer Ni Una Menos a esta parte contabiliza unas 2.041 muertes, según el Observatorio Adriana Marisel Zambran), las consignas confluyen en el reclamo de una reforma judicial con perspectiva feminista, como también en la demanda por el salario universal, retribución económica para las promotoras de género de los barrios, prórroga y ampliación de las moratorias previsionales que vencen en junio, salarios que ganen a la inflación, entre otros puntos.

El texto del documento tiene 41 puntos, entre los que ubica en primer lugar «¡Basta de Justicia patriarcal!» y se reclama «una reforma judicial feminista que garantice el acceso al sistema de justicia para mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries». Como segundo punto, se exige «el cumplimiento de la ley de patrocinio jurídico gratuito sancionado en 2015 con perspectiva de género» y se recalca que «los procesos legales no deben revictimizarnos».

Entre el centenar de organizaciones y personas que firman el documento figuran Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Ni Una Menos; la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la Asamblea Feminista de la Villa 31 y 31 bis.

Desde la esfera política han sido múltiples los mensajes de referentes mujeres que decidieron enviar un mensaje de apoyo y reivindicación de la lucha feminista tanto en la plana nacional como provincial y regional. «Desde aquel 3 de Junio de 2015 nos encontramos en las calles para gritar ¡Ni unx menos! hasta que estemos todxs, hasta que no falte ningunx. ¡Nos queremos vivxs, libres y desendeudadxs!», expresó la titular del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout.

En esa línea se plegó la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta. «Con la fuerza que nos da sabernos juntas, volvemos a gritar #NiUnaMenos: por lxs que no están, por quienes luchan todos los días y por cada mujer y LGBTI+ del país, construimos un Estado que garantice vidas libres de violencias», destacó este viernes.

Desde el lado de las intendentas, Mayra Mendoza, jefa comunal de Quilmes, también envió un mensaje en el marco de la fecha. «Hoy volvemos a las calles para vivir otra jornada del #NiUnaMenos con un grito de lucha que nos hermana: nos queremos vivas, libres y desendeudadas», sostuvo la mandataria.

Cabe recordar que la primera movilización del Ni Una Menos, realizada en 2015, se dio a modo de protesta colectiva por el feminicidio de Chiara Páez, una chica de catorce años que estaba embarazada de dos meses y fue asesinada por su novio. El caso provocó tal conmoción que resultó ser el detonante que aglutinó las demandas por múltiples feminicidios que habían sido cometidos en los últimos años. Desde entonces, la consigna Ni Una Menos, tomada a nivel internacional, se convirtió en un colectivo multitudinario en Argentina y uno de los más activos a nivel Latinoamérica.