El senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, pidió al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, que asista al Senado para dar explicaciones por la «demora injustificada» en el inicio de la construcción de la central nuclear Atucha III, una obra estratégica para el sector energético argentino.

El funcionario, de estrecha confianza del presidente Alberto Fernández, es el encargado de dar el visto bueno para el comienzo de los trabajos. Beliz aprueba la ejecución de los créditos internacionales y desde ese lugar frena la ejecución del financiamiento para Atucha III, advirtió Parrilli.

«En la Secretaría de Asuntos Estratégicos hace más de cien días que está durmiendo por un simple trámite administrativo, demorando el inicio de una obra que va a significar el ingreso de capitales por aproximadamente 1.000 millones de dólares por año durante ocho años, lo que significa 7.000 puestos de trabajo, además de llevar adelante el plan nuclear», enfatizó Parrilli.

El senador se mostró «preocupado por el freno al desarrollo nuclear argentino» durante el actual Gobierno, luego de la parálisis en ese sector a lo largo de la gestión de Mauricio Macri. «Parecería que en Asuntos Estratégicos se defienden intereses que no son de la Argentina, por eso hemos convocado a Beliz». En ese sentido, Parrilli recordó que semanas atrás Beliz recibió con «bombos y platillos» a autoridades del Gobierno de Estados Unidos preocupados por el avance de China en Argentina en materia de energía nuclear, en particular, la construcción de Atucha III.

La inquietud del interbloque del Frente de Todos se plasmó el viernes pasado, cuando una comitiva de senadores visitó el complejo Atucha, en la localidad bonaerense de Lima. Allí estuvo también el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

La delegación estuvo integrada por José Mayans, Oscar Parrilli, Silvina García Larraburu, Silvia Sapag, Guillermo Andrada, Ricardo Guerra, Sergio Leavy, Antonio Rodas, María Eugenia Duré, María Teresa González, Juliana di Tullio, Marcelo Lewandowski, Guillermo Snopek y Rubén Uñac.

Senadores del Frente de Todos en el complejo Atucha, el viernes pasado.

Este último senador (hermano del gobernador sanjuanino) es el presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustible, quien recibió la nota de Parrilli para convocar a Beliz a dar explicaciones.

Respecto al proyecto Atucha III, la cuarta central del país después de Atucha I y II (Zárate) y de Embalse (Córdoba), el pasado 1º de febrero la empresa Nucleoeléctrica Argentina firmó un contrato con la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) para la construcción de un reactor de 1.200 MWe, con vida útil inicial de sesenta años, que se instalará en el Complejo Nuclear Atucha.

El proyecto supone una inversión de 8.300 millones de dólares y permitirá incrementar en más del 60 % la generación eléctrica de origen nuclear en nuestro país. De acuerdo con el cronograma inicial del proyecto, las obras de construcción comenzarán a finales de este año y demandarán más de 7.000 puestos de trabajo durante el pico de obra, además de 700 puestos de trabajo fijos para su operación una vez finalizada. Se estima que la cuarta central nuclear tendrá una integración aproximada del 40 % con proveedores nacionales.