En el marco del proceso inflacionario que impacta en el poder de compra, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció esta mañana un aumento del 50 % en el haber mínimo de las y los jubilados bonaerenses, a percibir con el cobro de mayo. Además, otorgará a las jubilaciones y pensiones contributivas un bono móvil de hasta 10.000 pesos que alcanzará a 26.975 beneficiarios que cobren menos de 38.000 pesos.

La medida fue anunciada esta mañana por el gobernador Axel Kicillof, luego de una reunión en Gobernación con la presidenta del Instituto de Previsión Social (IPS), Marina Moretti, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.

«El objetivo de estas políticas para fortalecer los ingresos es acompañar a los y las bonaerenses que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad», sostuvo Kicillof. «Estamos trabajando para dar respuestas y sostener una reactivación de la economía que tiene que llegar a todos y todas», añadió el mandatario.

Con este incremento, las jubilaciones mínimas pasarán de 14.040 a 21.060 pesos. Se trata de 7.300 personas sobre un total de 300.000 beneficiarios del IPS, es decir, un 2,6 %. Además, desde diciembre de 2019 hasta mayo de 2022, las jubilaciones y pensiones mínimas aumentaron 102,5 %, según el organismo previsional bonaerense. 

Por su parte, Moretti dijo que el objetivo de la medida es «acompañar a un sector que, si bien representa a una parte pequeña de los beneficiarios del IPS, está conformado por quienes más necesitan del apoyo del Gobierno de la provincia». Y aclaró que para cobrar el incremento y el bono «no es necesario realizar trámites».

El segundo eje de los anuncios tiene que ver con el incremento del 76,4 % para las pensiones no contributivas que perciben menores de 21 años, que ascenderán a los 12.636 pesos. Además, junto a las del régimen general, que ascenderán a 8.845,20 pesos, recibirán un bono de 6.000 pesos.

En medio de los debates al interior del Frente de Todos por el rumbo de la política económica, Kicillof se ha manifestado en favor de recomponer los ingresos para mejorar la distribución. Luego de anunciar el martes un aumento para trabajadores estatales, remarcó que esas decisiones «mejoran la distribución del ingreso e incrementan los salarios en momentos donde hay recuperación económica fuerte, pero muy concentrada».