Encabezados por Máximo Kirchner, diputados nacionales del Frente de Todos de extracción sindical y pertenecientes a movimientos sociales presentaron un proyecto de ley para adelantar los aumentos previstos en el salario mínimo, vital y móvil (SMVM), de modo que se complete el aumento en tramos que se había pautado en marzo pasado el próximo 1º de julio. 

Según el grupo de legisladores que firmaron el proyecto, la pérdida de poder adquisitivo en los primeros meses de 2022 «evidencia la necesidad de tomar medidas urgentes». «Ya en el primer trimestre del año la inflación acumulada refleja un aumento del 16,1 %. Si proyectamos que el ritmo de precios se mantiene a esta velocidad, para el mes de diciembre habría totalizado un porcentaje mayor al 60 %, ampliamente superior al incremento del salario mínimo, que alcanzaría recién en diciembre el 45 %», señalaron. 

El pedido se produce en medio de los cuestionamientos que desde los sectores más cercanos a la agrupación que conduce Máximo Kirchner apuntan a la gestión económica de la Casa Rosada. En los últimos días se multiplicaron las críticas contra el ministro de economía, Martín Guzmán, que incluyeron, entre otras, las del ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, Andrés «Cuervo» Larroque, el diputado y dirigente sindical Hugo Yaski. 

Uno de los cuestionamientos en el contexto inflacionario que atraviesa el país, producto del salto de los precios internacionales de las materias primas en el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania, es la fluidez del diálogo entre el titular de la cartera económica con el denominado «círculo rojo». 

Cabe recordar que, en marzo pasado, el Consejo del Salario, conformado por sindicatos, empresarios y el Gobierno, acordaron un incremento del salario mínimo, vital y móvil del 45 %, que lo llevaría a los 47.850 pesos en diciembre. 

Además de la mejora en los ingresos de los trabajadores que perciben el haber mínimo pautado, los autores del proyecto destacan el impacto positivo que la medida tendría sobre programas como el Potenciar Trabajo, «cuya cuantía inicial corresponde a un 50 % del valor del SMVM», o sobre las becas Progresar, donde los beneficiarios deben cumplir la condición de que el grupo familiar no supere el valor de tres salarios mínimos. 

«Nuestro compromiso como espacio político es proteger los salarios de las trabajadoras y los trabajadores, lo que implica que los mismos le ganen a la inflación y recomponer lo perdido durante la gestión macrista. Esta medida, si bien es insuficiente, apunta a dar cumplimiento a ello», concluye la solicitud que elevaron a la presidencia del cuerpo Sergio Palazzo, Vanesa Siley, Hugo Yaski, Natalia Zaracho, María Rosa Martínez, Carlos Cisneros, Juan Carlos Alderete, entre otros.