Por R.G.M.

La cellista rompe con la tradición y prepara una sesión audiovisual con dos adelantos de su disco debut (Foto: Rosario Hernandez)                 

Rosario Pascuet es el alter ego de La Pocha, una artista que transitó los espacios clásicos para romper la tradición del violoncello y está próxima a estrenar una sesión audiovisual con dos temas adelanto de su primer disco.

Más allá de trabajar como sesionista y formar parte de orquestas clásicas, para La Pocha fue fundamental aprender el cello sin necesidad de usar la técnica eurocentrista y  resignificar el instrumento con el enfoque latinoamericano de la zamba, la chacarera y el folklore.

La Pocha se sale del status quo del chelo en sonido y forma. Desde la presencia de beats, syntes y una pedalera que condimenta la canción hasta la exploración física del chelo por fuera de las cuerdas frotadas.

Configurar y construir un nuevo espacio para este tipo de instrumentos que se despeguen de su aparato estético tradicional es resultado de una identificación con otros artistas que también navegaron entre la ruptura de lo clásico. Violeta García desde el punk noise de ‘El soñador defectuoso’, Axel Musatov con su live set de violín ‘The Ocean’ y Noelia Sinkunas con su reciente álbum ‘Salve’ que vincula su tradición tanguera con el jazz, el chamamé y las formas de canción litoraleña; son sólo algunas referencias que alimentan este recorrido.

En La Pocha se conjugan todas sus identidades artísticas: la violonchelista, compositora, arregladora y la melómana creativa que explora el formato canción con un instrumento eje que no es convencional para ese género.

El próximo 5 de mayo, La Pocha estrenará su primera sesión audiovisual de dos temas enganchados con la loopera del violonchelo: “Estática” y “En la distancia” son los adelantos de lo que será su disco debut. La artista explora el formato canción mezclando beats con batas electrónicas, syntes y bombos legüeros, y combina la electrónica con la samba y la vidala.

El proyecto surge a partir de una poesía que escribió en 2015 y trabaja el minimalismo de la canción a partir de beats que acompañan a la letra.

Con motivo del estreno en YouTube, se llevará a cabo un evento de proyección de la sesión en la vermutería Interferencia, ubicada en La Plata (66 E/16 y 17), ese mismo jueves desde las 21.