El gobernador Axel Kicillof y el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, presentaron este lunes en Florencio Varela el programa MESA, para fortalecer al asistencia alimentaria de las y los bonarenses.

El Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA) busca la institucionalización de la entrega de alimentos que se distribuyeron durante la pandemia a las familias de los alumnos que acudían a los comedores que funcionaban en las escuelas, y complementará el Servicio Alimentario Escolar (SAE) por más de 16.000 millones de pesos.

Acompañados por el diputado Máximo Kirchner y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta, el acto pretendió dar una nueva muestra de unidad, pero las críticas al ministro de Economía Martín Guzmán se hicieron oír por parte de Larroque: «Si tiene que haber este nivel de asistencia es porque las cosas están complicadas», sostuvo.

El acto contó la participación del jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; y el intendente local, Andrés Watson. 

«Nosotros no queremos que estas políticas sean para siempre, queremos que se vuelva a la normalidad del trabajo, con la recuperación del poder adquisitivo y que nuestra [señalando a Juanchi Zabaleta] tarea sea algo puntualizado y focalizado. Las verdaderas políticas de desarrollo social se hacen en el Ministerio de Economía. Se hacen con las políticas económicas y sobre todo a nivel nacional. Eso es lo que va a cambiar la ecuación», manifestó el ministro bonaerense.

“No vamos a titubear. Vinimos como frente para transformar y generar trabajo y para hacer que a los que menos tienen les vaya mejor», manifestó por su parte Zabaleta. «A mí que no me la cuente nadie, recorro cada barrio de Argentina, cada centro de jubilados, cada club de barrio, y hay expectativa y esperanza. Todo eso, todo junto, transformarlo en un camino de recuperación, de compromiso y también de militancia política. No vinimos a estos lugares a ser funcionarios solamente, vinimos a estos lugares para militar todo el día con mucha responsabilidad».

Por último, tomó la palabra el gobernador Kicillof, quien agradeció la asistencia del Gobierno nacional y recordó el trabajo ante la falta de presencialidad en las escuelas: «El anuncio requiere historia. Ustedes saben que cuando comenzó la pandemia y en todo el mundo se dificultó la presencialidad, un problema que no se presentó enseguida, que era qué pasaba con los pibes que comían en los comedores, y por primera vez se implementó el módulo de comida para que pudieran seguir estudiando».

«En las escuelas se acompaña, se da de comer y se crea ciudadanía. Fue un esfuerzo inmenso. Luego seguimos suministrando este servicio de asistencia alimentaria durante las vacaciones y no se cortó más. Cuando recibimos el gobierno de la provincia de Buenos Aires se destinaban por mes 720 millones pesos, y con el anuncio que hacemos hoy la inversión en el servicio alimentario escolar se multiplicó por 15 y pasó a 11.189 millones, más monto por ración y cantidad», detalló.

«Cuando regresó la presencialidad se abrieron nuevamente los comedores escolares, pero al mismo tiempo seguimos con este programa que es el Módulo Extraordinario de Seguridad Alimentaria para asegurar el acceso a la alimentación. Juntos con el MESA va un cuadernillo para contribuir con la educación alimentaria, pensamos en qué hacíamos con el resto de los módulos», sostuvo.

Por último, Kicillof manifestó: «En estas épocas hemos vivido ataques tremendos contra la salud pública, la vacunación, la educación pública, el rol del Estado en la provincia. El compromiso del Estado bonaerense con el bienestar de nuestro pueblo es inclaudicable, digan lo que digan, ataquen como ataquen».