Luego de que el intendente anunciará la implementación de «permisos de obra exprés» para «potenciar la llegada de inversiones», asambleas vecinales y sobrevivientes de la inundación lanzaron un comunicado contra Julio Garro y alertaron de que se trata de una medida «peligrosa» que incrementará el riesgo de inundaciones.

«Hace unos días, aquellos que estamos preocupados y luchando por la permanente amenaza de las inundaciones en la ciudad de La Plata, tomamos conocimiento de una noticia que nos significó un fuerte cachetazo: el intendente Julio Garro informó que impulsará un sistema de ‘permisos de obra exprés’. Esto consiste en llevar el otorgamiento de autorizaciones de las obras de construcción de un plazo de 90 días a solo 5 días hábiles. Algo realmente alarmante», consideraron.

El lunes pasado, el intendente había señalado que esta medida recortaría a solo cinco días hábiles la entrega de permisos de obras para «favorecer la llegada de inversiones y la creación de empleo genuino», en un contexto donde en 2021 se otorgaron 1.000 habilitaciones, lo que implicó un crecimiento del 160 % respecto del año anterior y de un 30 % respecto de 2019, es decir, previo a la pandemia.

El documento es firmado por vecinas y vecinos de algunas de las zonas más afectadas por la inundación de 2013: Asamblea Vecinal Barrio Norte, Asamblea Inundados Tolosa y Asamblea Vecinal Castelli, a los que se suman sobrevivientes de la inundación. En conjunto, vienen advirtiendo hace años acerca de la avanzada de la construcción sobre el espacio verde de la ciudad y reclamando una discusión del Código de Ordenamiento Urbano (COU).

«Mientras los inundados denunciamos desde el 2 de abril de 2013 el avance desordenado de la construcción en la ciudad como una de las causas de las inundaciones y reclamamos la urgente modificación del COU – Código de Ordenamiento Urbano, el Intendente Garro quiere beneficiar una vez más la insaciable especulación inmobiliaria», denunciaron.

«Esto es algo muy peligroso que nos pondrá en mayor riesgo de inundaciones agravando la situación existente», advirtieron.

En este marco, las organizaciones vecinales lanzaron un pliego de demandas en «contra del negocio inmobiliario» y volvieron a pedir la discusión del COU. «Exigimos al municipio que obligue a todos los viejos y recientes edificios a que implementen el sistema de retardadores (reservorios) de agua poniendo tanques que capten las aguas de lluvia para luego reutilizarlas ( lavado de veredas ,autos , riego, etc.) evitando así que salgan a la calle y colapsen los obsoletos desagües. Además que respete el espacio verde que cada edificio debe dejar por metro cuadro que construye», agregaron.