En víspera de cumplirse nueve años de la trágica inundación de La Plata, la comunidad vecinal mantiene vigentes los reclamos hacia la Municipalidad por la falta de políticas de concientización y la ausencia de un plan de prevención de riesgo. Integrantes de la agrupación Inundados de La Plata volvieron a presentar un pedido para mantener una reunión con Julio Garro; después de un mes, siguen sin respuestas.

Cabe recordar que a finales de 2018, mediante un convenio entre la Comuna y la Universidad Nacional de La Plata, se elaboró el Plan de Reducción del Riesgo en Inundaciones (PRRI), un organigrama de acciones y medidas de concientización que, según promesas de Garro en ese entonces, sería aplicado de manera regular ante cualquier alerta climática. El programa completo quedó en manos de la Municipalidad en 2019, pero nunca se materializó y los vecinos piden una audiencia inmediata.

«Desde hace 30 días le solicitamos, reiteradamente, al Sr Intendente una reunión para plantearle nuestra preocupación por la inacción ante la crítica situación que tiene el Partido y al día de la fecha no se ha podido concretar», expresaron desde Inundados de La Plata a través de un comunicado ante la falta de acciones concretas en relación con políticas de prevención.

«El tema más preocupante es capacitar y entrenar mediante simulacros, en los planes de prevención, alerta y contingencia a todos los vecinos. Ello fue presentado en el PRRI (Plan de Reducción del Riesgo en Inundaciones), al Municipio en octubre 2019 y aún, inexplicablemente, no tiene inicio de implementación», agrega el texto.

Alejandro Albano es un residente de Tolosa que fue afectado por la inundación de 2013 y, desde entonces, se convirtió en uno de los varios activistas locales que han impulsado este tipo de reclamos. «No puede ser que a nueve años de la inundación sigamos sin el plan y los platenses no sepamos qué hay que hacer cuando hay una tormenta. La Municipalidad nos debe decir a los platenses dónde vivimos, qué nivel de peligrosidad tenemos, tener alertas tempranas», dijo Albano en diálogo con Contexto.

«Ni siquiera dentro del organigrama municipal hay una jerarquía primordial para la gestión de riesgo, es apenas una subsecretaría que depende de la Secretaría de Coordinación», sostuvo Albano. A casi dos años de la presentación del PRRI ante el Gobierno municipal, la Comuna no ha hecho una implementación concreta del programa, e incluso señalan a Garro por haber utilizado el tema en plena campaña política en 2019.

Mientras tanto, varios de los factores que han sido señalados como posibles causantes de riesgo han continuado vigentes. Tal es el caso de la discusión sobre el Código de Ordenamiento Urbano, cuyos criterios se pide que sean rediscutidos desde el primer momento por la ciudadanía. Sin ir más lejos, según remarcó Albano, solo en 2018 –previo a la elaboración del PRRI– se aprobaron unos 35 proyectos de desarrollo inmobiliario en La Plata, de alta cotización en las zonas de cuenca de la ciudad, sin un resguardo profundo del posible impacto ambiental.

«El actual letargo Ejecutivo y de otras secretarias de la municipalidad pone en riesgo de vida, principalmente, a los residentes de las zonas inundables», expresa el comunicado de Inundados de La Plata, quienes a nueve años de la tragedia todavía lidian con la desatención del Gobierno municipal.