El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La PLATA (SOEMLP) se movilizará este jueves en rechazo de la paritaria cerrada por el intendente Julio Garro a la que no fueron convocados a participar. «Exigimos paritarias reales con todos los gremios adentro», manifesaron.

Este jueves desde las 10 de la mañana, trabajadoras y trabajadores municipales realizaran un paro y se manifestarán frente al Palacio Municipal.

La semana pasada, SOEMLP, junto con la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses que lidera Rubén «Cholo» García, había denunciado maniobras «antisindicales» de Garro al no convocar a esta entidad a la mesa paritaria, que finalmente cerró con los gremios convocados en un orden del 47 % en 3 cuotas.

Desde SOEMLP denuncian que Garro los excluyó violando el artículo 52 de la Ley de Empleo Municipal, «dejando fuera de la convocatoria a todos los gremios habilitados por el Ministerio de Trabajo para participar de la negociación colectiva y habiendo cerrado un acuerdo salarial a la baja, en claro perjuicio de todas y todos los trabajadores Municipales».

Desde este sindicato advierten que se trata de un «acuerdo a la baja», si se considera lo que vienen perdiendo año a año con la inflación. En ese sentido, explicaron a través de un comunicado que «se adeuda un 20 % del año pasado, siendo la base para discutir las paritarias del 2022 y el 47 % de aumento otorgado en cuotas representa valores muy bajos en términos reales».

«El primer pago será de un 16 %, que para un salario municipal promedio de $25.000 serán $4.000 más (sin dejar de tener en cuenta que en la ciudad de La Plata todavía hay salarios de $15.000). Si el aumento total, fuera en una sola cuota representarían $11.750 quedando el salario promedio en $36.750. El salario mínimo vital y móvil aumentó un 45 % y para fines del 2022 estará en $47.850, lo cual deja en evidencia la cruda realidad de las y los trabajadores municipales, que lejos están del mínimo y mucho más de alcanzar una canasta básica que supera los $75.000», advirtieron.

«El 14 % de aumento que se otorgará en julio representa 3.500 pesos para los bolsillos de los trabajadores, pero no impactará en el aguinaldo, que solo sumará 2.000 pesos cuando se perciba en junio. La última cuota de aumento llegará en septiembre, y representa 4.250 pesos, que obviamente ya estarán licuados por el proceso de inflación. Las violaciones llevadas a cabo por el intendente Garro y la falta de respuestas a las denuncias realizadas solo conducen a que las y los trabajadores se vean forzados a reclamar en las calles junto a sus dirigentes por el cumplimiento de sus derechos», sostuvo Gustavo Hernández, secretario general de SOEMLP-FESIMUBO.