El presidente de la nación, Alberto Fernández, firmó este miércoles el acta del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil que estableció un aumento del 45 % para el salario mínimo, que llegaría en diciembre a los 47.850 pesos desde los actuales 33.000. 

El aumento acordado entre funcionarios, sindicalistas y empresarios será en cuatro tramos: 18 % en abril, 10 % en junio, 10 % en agosto y 7 % en diciembre, con una cláusula de revisión en el mes de agosto. 

«Esto que estamos logrando es un gran paso, en el sentido que queríamos dar, ya que la recuperación de los ingresos es un tema central para nuestro Gobierno», dijo Alberto Fernández durante la firma del acta de acuerdo al que arribó el Consejo. 

Según el mandatario: «La distribución del ingreso está en crisis en el mundo y nosotros queremos una mejor distribución, que se logra mejorando el salario real de la gente». Asimismo, expresó: «Ratificamos una vez más que no queremos que los ingresos caigan». 

El salario mínimo, vital y móvil, que además de establecer un piso mínimo de ingresos para cada trabajador actúa como referencia para las negociaciones paritarias de los sectores asalariados, había registrado un aumento del 52,7 % entre 2021 y febrero de este año, tras la revisión de septiembre del año pasado, cuando se estableció un incremento en tres tramos: 9 % en septiembre, 4 % en octubre y 3 % en febrero. 

La votación del Consejo, compuesto por 32 integrantes, entre funcionarios del Gobierno (encabezados por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni), dirigentes sindicales y representantes de cámaras empresariales, fue aprobado por 31 miembros y contó con la abstención de la CTA Autónoma. 

Durante la firma del acta, encabezada por el presidente y Moroni, también estuvieron presentes el titular de la cartera económica, Martín Guzmán; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti. 

«Quiero destacar la responsabilidad con la que se manejó la negociación colectiva en nuestro periodo más crítico. Eso tiene que ser un orgullo para todos. Los conflictos fueron menores y en casos muy aislados, y esto es un nuevo ejemplo de eso», expresó tras la votación el ministro de Trabajo. 

El titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, destacó que el nivel alcanzado en la negociación se asemeja a las cifras acordadas por dos gremios importantes, como los docentes y los metalúrgicos. «Que nosotros hayamos podido en el Consejo del Salario igualar ese nivel, con un punto de partida del 18 %, habla a las claras de que aquello que se especulaba del ajuste que podía sobrevenir sobre los salarios, sobre todo los que no tienen gremios fuertes, en el avance hacia el acuerdo con el FMI da una señal que valoramos positivamente», dijo. 

Tras el acto, se conoció también la convocatoria que realizará el presidente el viernes desde Tucumán a empresarios y dirigentes sindicales del país para aplicar un plan de gobierno frente a la inflación. Como había adelantado el martes, antes de conocerse el dato de inflación que superó las expectativas y se acercó a los cinco puntos porcentuales en febrero, después de la aprobación del acuerdo con el FMI en el Senado «el viernes comienza la guerra contra la inflación en Argentina». 

Se espera que el presidente anuncie medidas para combatir la suba generalizada de precios con el marco de políticas acordadas con el FMI, y acuerdos sectoriales, con especial énfasis en los productos alimenticios que, en el marco del conflicto ruso-ucraniano, tienen un impacto directo en el índice general.