El Astillero Río Santiago (ARS) botó esta mañana su segunda embarcación para la Armada en menos de cinco meses. Se trata de la lancha de instrucción para cadetes (LICA) Ciudad de Berisso, especialmente diseñada y construida por los trabajadores de la empresa estatal para la instrucción segura de los cadetes de la Escuela Naval Militar. 

El gobernador Axel Kicillof y el ministro de Defensa Jorge Taiana encabezaron el acto de botadura desde el ARS. «Este es un acto muy importante, porque demuestra que, a pesar de los intentos, no pudieron cerrar el astillero, desactivar la industria naval y romper un verdadero proyecto de país», sostuvo Kicillof en referencia a los intentos de vaciamiento y cierre del ARS por parte de la gestión de María Eugenia Vidal.

La construcción de las dos lanchas había sido paralizada durante los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en nación y provincia, respectivamente, y reactivada a partir de diciembre de 2019.

La primera botadura fue el 18 de octubre del año pasado, también de una lancha de instrucción para cadetes de la Armada, llamada Ciudad de Ensenada. Ese hecho implicó que, tras nueve años, se puso en funcionamiento un barco construido íntegramente por los trabajadores del ARS, a la vez que hacía 35 años que no se producía en ese lugar una embarcación para la Armada.

Kicillof destacó la embarcación destinada a la Armada y la importancia de impulsar la industria naval. «Después de 35 años sin botaduras para la Armada Argentina, comenzamos una etapa en la que vuelve a ser noticia el trabajo, la construcción y la inauguración de embarcaciones», dijo el mandatario. «Queremos recuperar un astillero que es emblema de nuestra industria y de la soberanía nacional», enfatizó.

Trabajadores del ARS antes de la botadura

La nueva LICA requirió una inversión de más de 36,9 millones de pesos y fue construida con aportes del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF). El buque tiene 36 metros de eslora y 8 de manga, y una capacidad para cuarenta tripulantes.

Taiana subrayó el compromiso de los gobiernos de nación y provincia para potenciar la producción destinada a reforzar las Fuerzas Armadas. «Estamos comprometidos con el desarrollo industrial argentino autónomo y lo potenciamos desde nuestra área específica, que es la producción para la Defensa. Estamos fortaleciendo las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas y la Defensa y reafirmando nuestra soberanía. Hoy es un día de alegría para este astillero y para la Armada Argentina», celebró.

En tanto, el presidente del astillero, Pedro Wasiejko, dijo que de cara a lo que viene el objetivo es «poner en valor el Astillero Río Santiago». «Tenemos como meta terminar con los trabajos pendientes para luego tomar a futuro nuevos compromisos vinculados con la producción y trabajar en conjunto con organismos y astilleros públicos y privados para fortalecer entre todos la industria naval de nuestro país», afirmó.

Participaron de la ceremonia desde la Dársena 4 del ARS el jefe de Asesores de Kicillof, Carlos Bianco; el ministro bonaerense de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; las ministras de Trabajo, Mara Ruiz Malec, y de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz; los intendentes de Berisso, Fabián Cagliardi, y de Ensenada, Mario Secco; los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Juan Martín Paleo, y de la Armada, Julio Guardia; el secretario general de ATE, Hugo Godoy, de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, y de ATE Ensenada, Francisco Banegas.