El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (SOEMLP), junto con la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), se declararon en estado de alerta y movilización ante la falta de convocatoria a paritarias por parte del intendente Julio Garro.

«Denunciamos un nuevo acto de práctica antisindical por parte del intendente de La Plata, con expresa exclusión de nuestra entidad, donde viola la Ley 14.656 y desconoce la autoridad del Ministerio [de Trabajo bonaerense] al desoír las resoluciones, directivas y dictámenes respecto del reconocimiento de nuestro gremio para participar en la mesa de negociación paritaria», sostuvo Gustavo Hernández, secretario general de SOEMLP-FESIMUBO.

Según señalaron desde el gremio, el intendente Julio Garro llamó a una reunión de paritarias de «forma informal», ya que no convocó a todos los gremios. El Ministerio de Trabajo había resuelto que el SOEMLP-FESIMUBO debía estar en la mesa paritaria municipal, indicaron desde el sindicato en un comunicado.

La reunión

La reunión paritaria entre funcionarios municipales y los gremios convocados se llevó a cabo ayer, y allí la Comuna ofreció un aumento del 35 % a pagar en tres veces que fue rechazado por el Sindicato de Trabajadores Municipales de La Plata (afín al gobierno local) y UPCN. Desde este último gremio adelantaron que rechazarán aumentos inferiores al 50 %. Las partes se podrían volver a reunir el próximo viernes.

Actualización salarial «urgente»

SOEMLP había solicitado a principios de febrero de manera urgente la apertura de paritarias para recomponer los salarios municipales frente al avance inflacionario y los «insuficientes acuerdos que se han dado en años anteriores».

«Cabe recordar que en el 2021 Garro acordó una paritaria del 34 %, donde tampoco fue convocado el SOEMLP, con una inflación anual de más del 50 %, siendo uno de los acuerdos más bajos de toda la provincia, 20 puntos por debajo de los aumentos de precios», cuestionaron.

Desde el gremio reclaman que la actualización de los salarios se corresponda con «las proyecciones de los organismos oficiales que establecen una inflación para el 2022 que rondará los 45 %».

A su vez, Hernández puso énfasis en la pérdida de poder adquisitivo que arrastran los municipales platenses. «Hace varios años que el intendente de La Plata cierra paritarias a la baja, afectando seriamente la situación salarial de las y los trabajadores municipales», remarcó. «El 2021 representó una pérdida de 20 puntos a nivel salarial, mientras que en 2020 las paritarias quedaron 18 % debajo de la inflación. En 2019, el aumento de precios fue de 53,8 %, mientras que el aumento acordado ese año fue del 29,4 %, habiendo una pérdida de más de 24 puntos. En el 2018 ocurrió exactamente lo mismo al otorgar un aumento de 14,6 puntos por debajo de la inflación acumulada para ese periodo», detalló.

Cómo parámetro de suba salarial, vale recordar que el Gobierno bonaerense y los gremios estatales de la provincia acordaron un incremento del 40 % en tres tramos hasta septiembre, que incluye también una cláusula de reapertura de la negociación.