Tras fuertes gestos de repudio manifestados durante el fin de semana por parte de asociaciones como el colectivo Voces Libres del Pueblo, se amplía el rechazo de las agresiones al despacho de Cristina Fernández de Kirchner ocurridas durante el debate parlamentario por el acuerdo entre Argentina y el FMI. La aparición de nuevas imágenes del hecho, registradas por cámaras de seguridad de la zona, aumentaron las críticas en la plana política sobre un hecho que se presenta como un operativo planificado contra le vicepresidenta.

«El video que vas a ver te muestra en tiempo real, desde el exterior y desde adentro (en este último caso recién a partir de los 12 minutos de haber comenzado la pedrada), el ataque contra la Vicepresidenta de la República Argentina que alguien planificó y mandó a ejecutar. Grave», fue la descripción presentada desde las redes sociales de la vicepresidenta, donde se dan a conocer las imágenes de los incidentes.

Allí se evidencia la precisión con la que su despacho es identificado con bombas de pintura, para luego seguir arrojando proyectiles. Recién veinte minutos después de iniciada la afectación de la oficina de la vicejefa de Estado, se hace presente un cordón de efectivos policiales que dispersan a los presentes, ya con los destrozos consumados.

Las imágenes no tardaron en hacerse virales y amplificaron la atención sobre la hipótesis de un ataque planificado sobre el despacho de Fernández de Kirchner, al margen de las protestas generales que se realizaban puertas afuera del Congreso.

https://twitter.com/ceciliamoreauok/status/1503403087813562369

Dirigentes, funcionarios y voces del gremialismo comenzaron a enviar sus mensajes de reclamo por una pronunciación oficial desde Casa Rosada para condenar el hecho, gesto que hasta el momento no ha generado una respuesta específica desde la plana mayor del Gobierno. «Fuerza Cristina Son inaceptables hechos como estos, donde en manifestaciones legitimas se infiltran grupos con intensiones oscuras», expresó en sus redes sociales el referente de ATE, Oscar de Isasi.

La legisladora Cecilia Moreau también decidió enviar un mensaje durante la jornada del lunes. «El fuego, las bombas de color para identificar la oficina, los que tiraban con cara tapada y la sesión del otro lado del edificio para los que no conocen. Si tiene 4 patas, ladra y tiene cola es perro. Se debe identificar a los responsables», indicó en redes sociales.

«Destruyeron abiertamente el despacho de la vicepresidenta, con todo el contenido político que eso tiene. La vicepresidenta es justamente la persona que representa un dique de contención contra lo que ha sido el neoliberalismo y el regreso del FMI. Había un trasfondo político en la agresión que el Gobierno decidió minimizar y soslayar», fueron las palabras del ministro de Desarrollo Comunitario bonaerense, Andrés «Cuervo» Larroque, figura que inicialmente decidió formalizar el pedido a Nación para que se reconozca de manera oficial este accionar dirigido de manera específica a CFK.

«La precisión del operativo llama la atención. Destruyeron las cuatro ventanas que corresponden al despacho de Cristina, pero no afectaron ninguna otra ventana del edificio. Hay un mensaje de carácter mafioso en atacar a Cristina», sostuvo Larroque este lunes en diálogo con AM750.

La Justicia identificó al menos a ocho personas como sospechosas de haber protagonizado los incidentes. Según trascendió, la jueza federal María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa, analizará los informes al respecto y el sumario para determinar los pasos a seguir.