A una semana de la apertura de sesiones ordinarias, Axel Kicillof encabezó un encuentro con legisladoras y legisladores oficialistas para planificar la agenda de trabajo para este año en la Cámara de Diputados y la de Senadores de la provincia.

Como es habitual, el gobernador abrirá las sesiones el 2 de marzo, con un balance de gestión y el foco puesto en su plan 6×6, con el que busca reactivar la provincia al tiempo que garantizar cuatro años más de gobernabilidad. En ese sentido, el encuentro sirvió para adelantar y unificar criterios, de cara a lo que se vendrá este año.

Acompañaron a Kicillof la vicegobernadora y titular del Senado, Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermin; el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; el jefe de asesores, Carlos Bianco; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, y la secretaria general, Agustina Vila.

En conferencia de prensa, Bianco explicó que «fueron reuniones buenas, con los legisladores que estaban del período pasado y para encontrarnos y presentarnos con los nuevos» parlamentarios.

Destacó que el objetivo era «establecer un mecanismo de coordinación y comunicación y poner en conocimiento de los legisladores la situación general de la provincia, la situación epidemiológica, económica y las líneas de gobierno de acá en adelante».

Sostuvo que «se aprobaron ideas para la coordinación y para dar conocimiento a la acción de gobierno». Aseguró que la idea es dar mayor difusión a las medidas del Gobierno bonaerense. «Los medios porteños no toman lo que sucede en la provincia, ex profeso o no, ustedes evaluarán», apuntó, y afirmó que en la reunión se acordó que nuestros diputados y senadores «ayudarán a hacer visibles los programas de Gobierno».

Precisó que el gobernador presentará en la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense el programa de Gobierno presentado en diciembre de 6X6, que será el eje de la gestión.

Sobre la postura de los legisladores de la oposición en el caso del procurador general Julio Conte Grand y su vinculación con la mesa judicial de la gestión anterior para armar causas contra políticos y gremialistas, dijo que «no se entiende cómo Conte Grand sigue en esa silla». «Conte Grand está involucrado directamente y nadie se puede hacer el distraído», remarcó.

En ese sentido, recordó que «un exministro de [la exgobernadora María Eugenia] Vidal lo involucra en una cámara oculta que se hicieron entre los propios funcionarios de esa gestión; había espías y el intendente de La Plata [Julio Garro]».

Finalmente, concluyó que el procurador bonaerense «era claramente partícipe de ese grupo de tareas que tenía como objetivo perseguir a rivales políticos, líderes sindicales, referentes de organizaciones sociales».

«Está todo tan a cielo abierto que no habría que avanzar ni en un juicio político, debería presentar la renuncia», puntualizó.