Vecinos de la zona límite de Tolosa y Ringuelet se movilizaron este lunes por la aparición de Gustavo Miralles, de 41 años, visto por última vez cinco días atrás y ahora desaparecido. Familiares y allegados piden a la Policía que amplíe los recursos de búsqueda y agilice el operativo, en primer lugar para poder tener acceso a los registros de las cámaras de seguridad de la zona durante los últimos días.

Miralles, quien padece un retraso madurativo, es un vecino conocido por los residentes de la zona de 515 y 22, donde tiene domicilio. En los últimos días no tomó su medicación y durante la jornada del 19 de enero la persona que estaba a cargo de cuidarlo no lo encontró en su casa. Fue al día siguiente cuando sus familiares decidieron formalizar la denuncia en la Comisaría 11a de Ringuelet.

«Gustavo tiene un radio de movimiento en el barrio, donde pasa por 519 y 20 todos los días, que fue el lugar donde lo vieron por última vez el 19 de enero. El 20 de enero no se encontraba en la casa porque no volvió a dormir. Fuimos a hacer la denuncia y estuvimos esperando que nos llamen», dijo a Contexto Karina, prima de Miralles y una de las personas que más de cerca cuidaba al hombre ahora desaparecido.

Ante la falta de respuestas luego de la denuncia, los familiares decidieron dirigirse a la fiscalía correspondiente, en este caso la número 8. «Ahí nos dijeron que la denuncia todavía no había llegado. A partir de ahí seguimos esperando y no tuvimos respuesta. Fui al Centro de Comunicación de La Plata para ver si me dejaban ver las cámaras a partir de esa fecha y hora, como para pensar un seguimiento, pero no me dejaron», agregó Karina.

Ante la situación, los vecinos de la zona decidieron realizar un corte de calle este lunes a las 12 del mediodía en 520 y 22 para pedir que se agilice su denuncia y se lo busque. Allí se acercaron medios de comunicación, como también el titular de la Comisaría 11a de Ringuelet. «Nos dijeron que ellos tienen un campo específico que es la ciudad de La Plata y sus alrededores, pero que necesitan un permiso para moverse hacia otros lugares de la provincia con operativo», indicó.

Por ello, los familiares de Miralles van a dirigirse este martes a la fiscalía para solicitar que se amplíen los recursos para poder fortalecer la búsqueda. Según relató Karina, si bien no es la primera vez que ocurre un hecho similar, nunca se había prolongado tanto tiempo.

«Una vez se fue, pero un solo día y lo encontraron en Florencio Varela. Nosotros siempre lo acompañamos y vemos qué es lo que necesita», agregó. Aunque en el barrio Miralles es conocido y su situación motivó una movilización general, no hubo por parte de la Delegación Municipal un gesto de atención al respecto.

«Por parte de la Municipalidad nadie se acercó ni me llamó. Al contrario, con respecto a las cámaras, que son municipales, solo hubo trabas. Yo estaba esperando que se acercara al menos el delegado municipal, a quien de hecho no conozco. Pero nada», añadió Karina.