El ministro de Economía volvió a mostrar diferencias con la postura del Fondo Monetario Internacional en las negociaciones que encabeza para alcanzar un nuevo acuerdo tras el fracaso del préstamo otorgado al gobierno de Mauricio Macri en 2018. 

“Argentina tiene la oportunidad de continuar su recuperación pero para que ello suceda no debería tener la carga de deuda insostenible que tenemos hoy con el FMI”, dijo el funcionario en una entrevista que brindó al diario francés Le Figaró, y reiteró que la principal diferencia que frena el acuerdo es la consolidación del equilibrio fiscal. 

“Hoy el principal freno de la economía argentina proviene de la restricción de la balanza de pagos; la mayor tensión viene de la deuda con el FMI por el acuerdo de 2018 y los fuertes vencimientos de USD19.000 millones de este año y USD20.000 millones en 2023”, consideró el ministro. 

En este sentido, Guzmán afirmó que “la diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinación entre gastos e ingresos”, y ratificó la posición Argentina frente al tema: “No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando”. 

Asimismo, destacó que durante 2021, el gobierno de Alberto Fernández logró reducir “fuertemente” el déficit primario (sin contar servicios de deuda) del 6,4% del PIB en 2020 al 3% del PIB en 2021. “Una reducción de 3,5 puntos en un año con un crecimiento del 10%”, dijo. 

Según el titular de la cartera económica, continuar el programa de ajuste propuesto por el FMI “socavaría el crecimiento y la credibilidad del programa de apoyo”, y destacó: “En 2021, el crecimiento fue significativamente más sólido de lo esperado. Nadie esperaba un aumento del 10% para la Argentina. Recuperamos en un año las pérdidas de 2020 cuando el pronóstico era que la Argentina se recuperaría en cuatro o cinco años”. 

“El programa Stand By de 2018 con el FMI no logró ninguno de sus objetivos: no permitió que Argentina retomara su crecimiento, no controló la inflación, ni protegió a los más vulnerables. Por el contrario, ha agravado la recesión, el desempleo, la pobreza y la inflación”, manifestó el ministro.