El Gobierno nacional dispuso una serie de medidas para afrontar la ola de calor y su impacto en la alta demanda de energía eléctrica, para evitar cortes masivos de luz como los registrados en los últimos días, que afectaron a 700.000 usuarios en el AMBA. El martes 11 de enero a las 13.10, se registró el récord de potencia de 27.234 MW, según el informe de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Este jueves, analistas de Cammesa adelantaron que habrá un récord histórico de consumo de 28.550 megavatios, según dijo esta mañana la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, quien lo vinculó al proceso de reactivación económica que vive el país, que implica mayor demanda energética y que se suma a la ola de calor.

En este marco, el secretario de Energía, Darío Martínez, encabezó una conferencia de prensa junto con el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, donde informaron cómo funcionará el esquema diagramado para la reducción temporaria de la demanda de energía en aquellas fábricas que «no tengan ciclos continuados» durante la franja horaria de 13 y 16 hs.

«Estamos ante un pico de demanda histórico, en medio de un proceso de crecimiento económico que se combina con una ola de calor en todo el país, y por eso les hemos pedido el acompañamiento y solidaridad al sector que mayor energía demanda, que es la industria, con un 30 %. Esperamos que eso se pueda notar», afirmó el funcionario. 

Según Martínez, el sistema energético nacional hoy «genera la energía suficiente que demanda la Argentina, pero con mayor crecimiento son desafíos que hay que ir tomando».

Por su parte, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que el sistema no es frágil. «Tomamos una situación de desorden de generación, fundamentalmente para las empresas, hoy en crecimiento. Tenemos que seguir ordenando e invirtiendo», aseveró. Y agregó que los grandes usuarios respaldarán el pedido del Gobierno: «Desde el Ministerio de Desarrollo y la Secretaría de Energía se habló con todos aquellos [industriales] que no tienen ciclo continuo que morigeren el consumo entre las 13 y las 16 para, en vez de no tener nada por si se corta, tengas menos. Normalmente las empresas son lógicas e inteligentes para hacer funcionar una maquinaria de la que forman parte».

Otra medida que tomó el Gobierno nacional para reducir el consumo de energía fue decretar la reducción al máximo de la asistencia de las y los empleados públicos nacionales para los días 13 y 14 de enero a partir de las 12 del mediodía. Lo hizo a través del Decreto 16/2022, que tiene como objetivo reducir el consumo de agua y energía. «Esta disposición es complementaria al esfuerzo solicitado al sector industrial, cuyos grandes consumidores reducirán la demanda energética durante los horarios picos de ambas jornadas», remarcó Martínez. Asimismo, pidió «a todas y todos los argentinos que ahorren en la medida de sus posibilidades, y un mayor esfuerzo al sector empresarial, para priorizar el consumo de los hogares de todas y todos».