La industria manufacturera continuó en noviembre la recuperación del sector y anotó la mayor utilización de la capacidad instalada desde noviembre de 2017, al superar los 68,8 puntos porcentuales. 

De esa forma, el indicador se ubicó 5,5 % por encima del mismo mes de 2020 y 8,1 % arriba de 2019. 

Según el informe que difundió el INDEC este miércoles, los sectores fabriles que tuvieron un desempeño superior al promedio fueron industrias metálicas básicas (86,9 %), productos minerales no metálicos (81,5 %), papel y cartón (79,5 %), refinación del petróleo (77,5 %) y sustancias y productos químicos (73,6 %). 

Por debajo de esa línea se ubicaron productos alimenticios y bebidas (66,6 %), productos del tabaco (62,9 %), edición e impresión (62,7 %), industria automotriz (60,2 %), productos de caucho y plástico (60,1 %), productos textiles (59,1 %) y metalmecánica excepto automotores (54,1 %). 

Sin embargo, los de mayor incidencia en el alto nivel de utilización de la capacidad instalada fueron industrias metálicas básicas, sustancias y productos químicos y la industria automotriz. 

«Las industrias metálicas básicas presentan un nivel de utilización de la capacidad instalada de 86,9 %, superior al del mismo mes del año anterior (75,0 %), vinculado principalmente a la mayor elaboración de acero crudo», señalaron desde el organismo. 

Asimismo, destacaron la suba en el sector automotriz, donde el indicador pasó de 46,9 % en noviembre de 2020 a 60,2 % en el mismo mes de 2021 por la mayor producción de unidades en las terminales fabriles. 

El dato de la capacidad instalada estuvo a tono con el crecimiento que tuvo también en noviembre la producción industrial, que subió un 4,8 % respecto del mes anterior y acumuló en once meses de 2021 un incremento del 16,3 % frente al mismo período de 2020. También en ese aspecto los número del sector industrial fueron superiores a los meses previos a la pandemia: se ubicó 6,4 % por encima del acumulado hasta noviembre de 2019.