El Gobierno nacional oficializó hoy el relanzamiento del programa Conectar Igualdad, que entregará una computadora a cada estudiante y a cada docente de las escuelas de educación secundaria y de educación especial de gestión estatal; también el resto de los niveles educativos, en estos casos según los criterios que establezca el Ministerio de Educación, autoridad de aplicación de la medida.

La secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, destacó la iniciativa en el marco de la pandemia y las brechas digitales que esta profundizó en los sectores sin acceso a equipos informáticos. «Es una alegría y una gran noticia. Se habían empezado a repartir computadoras, pero este lanzamiento con inversión y presupuesto es fundamental de cara a un 2022 que viene complicado, donde va a hacer falta muchísimo trabajo y compromiso para sostener la educación en todo el país», dijo la gremialista a Contexto

«Expresamos nuestro apoyo por la importancia que tiene dentro de un conjunto de políticas educativas que tienen que sostener la educación en un contexto tan difícil de pandemia», añadió.

El programa se financiará con las partidas que anualmente asigne la Ley de Presupuesto al Ministerio de Educación, y con fondos provenientes del Tesoro Nacional. Así lo estableció el Decreto 11/2022, publicado esta mañana y firmado por el presidente, Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Educación, Jaime Perczyk.

El programa fue creado en 2010 por el primer Gobierno de Cristina Kirchner. Hasta el final del segundo mandato de la ahora vicepresidenta, en 2015, se entregaron 5,3 millones de computadoras, además de capacitaciones para el uso de la herramienta y cursos para elaborar propuestas educativas. 

Mauricio Macri desmanteló el programa durante su período de gobierno (2015-2019). El expresidente rechazó el espíritu de la medida y llegó a decir que era como «repartir asado y no tener parrilla». 

El 1º de febrero de 2020, en el marco de una auditoría, la Sindicatura General de la Nación (Sigen) encontró en un depósito del Correo Argentino 100.000 netbooks abandonadas que tendrían que haber sido entregadas durante el Gobierno de Macri. En lugar de llegar a manos de alumnos y maestros, estuvieron durante tres años en un depósito de Tortuguitas. La Sigen también halló 3.000 tablets y 2.000 proyectores pertenecientes a distintos programas educativos que nunca habían sido entregados.