En su primera sesión del año, el senado bonaerense aprobó por unanimidad el pedido de allanamiento del juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, al despacho del senador Juan Pablo Allan (Juntos por el Cambio), integrante de la mesa judicial del Gobierno de María Eugenia Vidal para encarcelar a sindicalistas.

El 28 de diciembre, el juez Kreplak había pedido al Senado bonaerense que, como parte de las diligencias judiciales, autorice el ingreso de miembros de su juzgado a las oficinas del senador Allan por haber sido uno de los participantes de la reunión que se puede ver en un video en la que él y funcionarios de Vidal planeaban el armado de causas judiciales contra gremialistas, en junio del 2017.

Además de Allan, en esa reunión estuvieron Marcelo Villegas, ex ministro de Trabajo; el intendente de La Plata, Julio Garro; Adrián Grassi, ex subsecretario de Justicia de la provincia de Buenos Aires; Roberto Gigante, ex ministro de Infraestructura bonaerense, y cinco empresarios, según surge del texto de la denuncia.

También estuvieron Diego Dalmau Pereyra, ex jefe de Contrainteligencia de la AFI; Darío Biorci, cuñado y ex jefe de Gabinete de Silvia Majdalani, y Sebastián De Stéfano, ex jefe del Área de Asuntos Jurídicos de la central de espías.

La sesión

Durante su intervención, el senador del Frente de Todos y titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, afirmó ser «parte de los damnificados de esa mesa judicial», y recordó la intervención de su gremio.

Por su parte, la presidenta del bloque, Teresa García, al cerrar la ronda de oradores cuestionó a Allan por su participación en la mesa judicial y denunció que hubo un plan sistemático de espionaje ilegal y persecución. «Lamento la participación del senador Allan en esa mesa», remarcó. Acto seguido, acusó a la anterior gestión por «armar causas desde la propia Gobernación. Hay una única responsable de que esto sucediera en territorio provincial», enfatizó.

La sesión extraordinaria convocada por el Frente de Todos fue presidida por el vicepresidente primero del Senado, Luis Vivona, porque la vicegobernadora, Verónica Magario, se encuentra aislada por haber sido contacto estrecho de un caso de covid. 

La jornada se llevó a cabo con 14 senadores presentes y 32 de manera remota, entre ellos, Allan. También se realizó un estricto control debido a la tercera ola de covid.