La fiscal federal de La Plata Ana Russo, que investiga la mesa judicial bonaerense, amplió hoy la imputación a todos los participantes de la reunión en la sede porteña del Banco Provincia del 15 de junio de 2017, en la que se puede ver (por medio de un video) a funcionarios del por entonces Gobierno de María Eugenia Vidal, agentes de la AFI y empresarios de la construcción hablar sobre el armado de causas para encarcelar a dirigentes gremiales.

La representante del Ministerio Público Fiscal presentó el requerimiento de instrucción ante el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, quien la semana pasada habilitó la feria para continuar investigando todo el verano. Al dar impulso a la causa, la fiscal Russo pidió una serie de medidas de prueba y, al referirse a los hechos, que aún no calificó, citó la Ley Nacional de Inteligencia, por lo que fuentes judiciales observaron que la investigación podría estar dirigida a determinar si esa norma fue quebrantada, entre otros posibles delitos.

Entre los nuevos imputados de la mesa judicial está el intendente de La Plata, Julio Garro, quien en el encuentro ofició como uno de los coordinadores. Allí pidió «hablar claramente con las balas arriba de la mesa y contar lo que nos pasa». 

Hasta el momento, Russo había imputado al ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, el pasado 28 de diciembre, a raíz de la denuncia que presentó la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) tras hallar el video donde se puede escuchar al funcionario decir que le gustaría «tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios».

La interventora de la AFI, Cristina Caamaño, quien presentó la denuncia, describió el hallazgo de los videos en los que «podrá observarse la organización de una estrategia para impulsar una investigación en la que se logre el enjuiciamiento de personas vinculadas a la práctica sindical, centralizada en la actividad de la construcción desarrollada en la Ciudad de La Plata».

Además de Garro y Villegas, en esa reunión también estuvieron Adrián Grassi (ex subsecretario de Justicia de la provincia de Buenos Aires), Roberto Gigante (ex ministro de Infraestructura bonaerense), el senador provincial de Juan Pablo Allan y cinco empresarios, según surge del texto de la denuncia.

También estuvieron Diego Dalmau Pereyra, ex jefe de Contrainteligencia de la AFI; Darío Biorci, cuñado y ex jefe de Gabinete de Silvia Majdalani, y Sebastián De Stéfano, ex jefe del Área de Asuntos Jurídicos de la central de espías.