«Recojo este desafío con la convicción de quien cree en que todos somos parte de una patria grande, que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos, y consecuentemente someternos con facilidad», dijo Alberto Fernández al asumir este viernes la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ante 33 cancilleres y funcionarios de las naciones miembros. 

El Estado argentino fue elegido de manera unánime por los Estados que componen la CELAC para el período 2022, luego del paso de México por el puesto durante 2021. Fueron Alberto Fernández y el canciller mexicano, Marcelo Ebrad, quienes encabezaron la cumbre que se realizó en el Palacio San Martín de la Cancillería argentina. 

«Es importante que Argentina tenga éxito, que salga adelante, que la comunidad internacional le dé la oportunidad de salir adelante, que no le impongan restricciones a su crecimiento económico», fueron las palabras de apoyo del ministro de Relaciones Exteriores mexicano hacia el país que ahora conducirá el foro regional, en alusión a la negociación con el Fondo Monetario Internacional, uno de los ejes más importantes desde el punto de vista local, teniendo en cuenta la búsqueda de apoyos nacionales e internacionales a la posición del Gobierno frente al organismo internacional de crédito. 

Desde el punto de vista argentino, la negociación con el FMI fue uno de los ejes centrales de la jornada. En el documento final que firmaron conjuntamente México y Argentina en representación de los países miembros, se plasmó no solo el apoyo regional a la resolución de uno de los principales problemas de la economía argentina, sino también a su postura en la negociación y la necesidad de continuar apuntalando el crecimiento económico. «Asimismo, manifestaron su preocupación por el impacto que tendrían las cargas de deuda insostenibles y el retiro temprano de las políticas públicas para apuntalar la recuperación, tanto sobre las economías de la región como en el bienestar de la población», resumieron. 

«Nos gustaría discutir en conjunto estas estrategias que nos permitan concertar posiciones a nivel regional de la CELAC ante organismos financieros internacionales y regionales, y en este punto quiero dar las gracias por el apoyo que la Argentina ha recibido de todos ustedes en la negociación que está llevando adelante con el Fondo Monetario Internacional. De verdad lo agradezco, porque uno se siente mucho más fuerte sabiendo que los hermanos latinoamericanos y caribeños lo están acompañando», fue el agradecimiento de Fernández. 

El mandatario analizó que a nivel regional, «cuando la pandemia tuvo inicio, éramos el continente más desigual del mundo, el que registraba la mayor brecha en los ingresos de ricos y pobres. Esas diferencias se han profundizado tras el maltrato al que nos sometió la pandemia», y en ese marco destacó los desafíos que tiene la región para hacer frente a esa desigualdad. 

«CELAC no nació para oponerse a nadie, CELAC no nació para enfrentarse con algunas de las instituciones, CELAC no nació para inmiscuirse en la vida política y económica de ningún país. La CELAC nació como un foro en favor de nosotros mismos, que siempre promovió el consenso y la pluralidad en un marco de convivencia democrática, sin ningún tipo de exclusiones», señaló. 

Finalmente, destacó el apoyo de la región en el reclamo por la soberanía de Malvinas. «Seremos tan firmes en reclamar la soberanía sobre la tierra usurpada como pacientes a la hora de negociar para que nuestro reclamo prospere», dijo.