En el primer aniversario de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, y su par de Salud, Nicolás Kreplak, destacaron el alto nivel de cumplimiento de la normativa y resaltaron el rol de los equipos de salud «para que la provincia de Buenos Aires esté cumpliendo hoy en todo su territorio el acceso a la ILE y la IVE en un contexto de pandemia».

Ambos ministros compartieron un encuentro en la Escuela de Gobierno en Salud Floreal Ferrara, con el objetivo de evaluar los avances y experiencias a partir de la sanción de la Ley N° 27.610, con la presencia de trabajadoras y trabajadores de la salud de la provincia.

«Se produjo una transformación en relación a los derechos de las mujeres y personas gestantes profundamente significativa, porque el cambio no es solo del orden de lo legal, es del orden de lo legítimo, de lo instituyente y de lo simbólico», manifestó Estela Díaz.

En ese sentido, reivindicó «la emoción que comparten los equipos de salud que están atendiendo. Esa emoción es porque no lo hacen más en soledad, hoy hay un Estado que tiene un compromiso pleno. Lo que han hecho es realmente heroico, porque, que el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires esté cumpliendo hoy en todo su territorio el acceso a la ILE y la IVE en un contexto de pandemia, solo es posible porque acá hay personas, que pueden ser comunes, pero que hacen todos los días cosas extraordinarias». Luego enfatizó «Tenemos un Gobierno encabezado por un enorme gobernador, Axel Kicillof, que nos da este mandato, que la vocación feminista crezca todos los días».

Para el ministro de Salud, «este primer año de la ley tiene un peso enorme y simbólico, mucho mayor porque sin duda la ley del aborto legal nos permite una práctica sanitaria, nos permite disputar lo simbólico y reduce la mortalidad materna. El feminismo no solamente está modificando la práctica del aborto legal para que no sea clandestino, no genere muertes, no estigmatice. El feminismo está también poniendo una perspectiva de discusión en el sistema de salud para trabajar sobre la violencia institucional, muy caracterizada en la violencia obstétrica. Sin duda es la misma lucha colectiva para erradicarla».

La directora de Salud Sexual y Reproductiva de la provincia de Buenos Aires, Carlota Ramírez, destacó la importancia de la normativa. «La ley hoy nos está permitiendo generar transformaciones en el sistema de salud, pero también transformaciones subjetivas, no solamente en las personas que acceden a un embarazo, sino también los equipos, las personas que estamos en los distintos niveles de gestión. La ley nos ha transformado», sostuvo.

Según el informe ejecutivo presentado por el Ministerio de Salud de la provincia, actualmente hay 125 municipios que garantizan mediante efectores de la salud la implementación de la ILE/IVE, es decir, el 93 % de los municipios de la provincia. «De los 10 municipios que aún quedan sin efectores municipales que garantizan el acceso, hay 5 de ellos que cuentan con un efector provincial que sí lo garantiza. Quedando sólo 5 municipios que no registran actualmente ningún efector», destaca el informe. Este incremento, representa un 180 % más de lo encontrado en 2019.

Asimismo, dicho informe pone el foco en la compra y distribución de misoprostol para garantizar el acceso a este derecho. Provincia adquirió un total de 61.699 tratamientos, lo que representó una inversión de 155 millones de pesos. Durante 2020 se distribuyeron 19.305, mientras que en 2021, un total de 42.567.