El intendente de La Plata, Julio Garro, fue protagonista de la mesa judicial del Gobierno de la exgobernadora María Eugenia Vidal, que se dedicó al armado de causas contra dirigentes gremiales junto con otros funcionarios macristas, el Poder Judicial y empresarios de la construcción. Así quedó registrado en videos que halló la Agencia Federal de Inteligencia, donde quedaron a la vista estas maniobras. El material fílmico servirá para que la titular del organismo, Cristina Caamaño, presente hoy una denuncia ante la Justicia Federal de la capital bonaerense para que se realice una investigación por presunta comisión de un grave delito de acción pública.

La reunión fue en el Banco Provincia el 15 de junio de 2017, según el registro que encontró la AFI en un disco rígido mientras realizaban tareas de mantenimiento. Allí participaron los ex ministros de Trabajo y de Infraestructura provincial, Marcelo Villegas y Roberto Gigante, respectivamente; el ex subsecretario de Justicia de la provincia, Adrián Grassi; y el senador de Juntos por el Cambio Juan Pablo Allan. Los funcionarios de Vidal expusieron a los empresarios de la construcción su estrategia en conjunto con el Poder Judicial y aprobada por los Gobiernos nacional y provincial para investigar y enjuiciar a gremialistas de la construcción.

Garro, junto con Villegas, dieron detalles del modus operandi para desplegar el armado de causas. «Hemos estado en el 2016, 2015, 14, 13, en 400 millones de asados, comidas y de lo único que se hablaba era de esto. ¿Quién va a hacer algo alguna vez? Bueno. Lo estamos haciendo». En esa línea, continuó: «Si nosotros no aprovechamos esto ahora es lo peor que puede pasar. En cincuenta, sesenta años más no se va a solucionar. El destino, el futuro, nos puso en este lugar. Necesitamos trabajar muy coordinadamente para poner la cara y avanzar garantizándoles, dando la contención que van a necesitar y que nosotros mismos vamos a necesitar». Para concluir, remató: «Hay que hablar claramente con la bala arriba de la mesa y contar lo que nos pasa».

En otro tramo de la conversación, Villegas también dejó en claro la persecución a gremialistas: «Creéme que si yo pudiera tener (y esto te lo voy a desmentir en cualquier parte), si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría».

Villegas agregó que el plan contemplaba al mismo tiempo la avanzada contra los trabajadores públicos. «Las leyes son las leyes, tengo que modificar la Ley 10.430, sacarles estabilidad a los empleados públicos de la provincia, cosa que por ahí dentro de cien años un nieto mío lo vea», pregonó.

Junto con los funcionarios, estuvieron Marcelo Jaworski, director general de COPETRO; Fabián Cusini, constructor y organizador inmobiliario, presidente de AGRINECO; Fernando Sacrachi, director de ACIP; Guillermo Moretto, presidente del Colegio de Arquitectos de La Plata.

Reclamos y cuestionamientos a Garro

Dirigentes del Frente de Todos de La Plata pidieron al intendente platense explicaciones por lo ocurrido o directamente su renuncia. «Esta era la mesa judicial de María Eugenia Vidal para armar causas, perseguir a gremialistas y a opositores a su gobierno. El intendente Julio Garro tiene que dar explicaciones claras o renunciar inmediatamente!», tuiteó Florencia Saintout, directora del Instituto Cultural bonaerense.

Además, Saintout contrastó el ataque de la gestión de Vidal a los gremios y las y los trabajadores públicos con la actual relación del Gobierno de Axel Kicillof con los sindicatos estatales. «Mientras el Ministro de Trabajo de Vidal quería armar una ‘Gestapo para terminar con los gremios’ y ‘sacarles estabilidad a los empleados públicos’, Kicillof propone una política de empleo y cierra paritarias sin conflictividad. Qué diferencia», señaló.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Julio Alak, sostuvo en la misma red social que las declaraciones de Garro y Villegas «ratifican la voluntad política de armar mesas judiciales ilegales para detener a opositores políticos o gremiales».

Alak agregó que «acciones como estas están severamente penadas por la Ley, violan el principio republicano de la división de poderes y exigen una investigación penal seria e independiente».

En tanto, el concejal del Frente de Todos y ex juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, José Luis Arias, advirtió que Garro «es cómplice de la mesa judicial que funcionó durante la gestión de Vidal». Ante esto, añadió que «se disfrazan de republicanos pero este accionar avasalla la división de poderes y los principios democráticos». Y concluyó: «Garro debería explicar en la Justicia cuál fue su rol en los años de Cambiemos en Provincia, donde claramente se dedicó a perseguir en vez de gobernar para los platenses».

La persecución de Vidal a los sindicatos

En el caso particular del sector de la construcción, tres meses después de la reunión de Villegas, Garro y compañía, el 27 de septiembre, el titular de la UOCRA en La Plata, Juan Pablo «Pata» Medina, fue apresado. Pero la lógica de persecución se extendió a los sindicatos docentes, estatales y del Astillero Río Santiago.

Además de la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron las y los trabajadores en el periodo 2015-2019 por los techos salariales que impuso Vidal, el Gobierno de la ahora diputada nacional sistematizó medidas antihuelga contra docentes y les inició sumarios por adherir a los paros. También vació e intentó cerrar el Astillero Río Santiago, lo que generó un intenso conflicto con sus trabajadores, nucleados en el gremio ATE Ensenada. Asimismo, por su política salarial y laboral, mantuvo una tensa relación con los gremios estatales y de profesionales de la salud.

«Esta nueva revelación, que la AFI llevará a la Justicia, no hace más que confirmar las prácticas represivas y persecutorias de las que fuimos víctimas lxs Trabajadorxs de la Educación y el conjunto de las Organizaciones Sindicales de la provincia de Buenos Aires durante el Gobierno de Vidal, siempre en defensa de intereses minoritarios», remarcó el gremio docente Suteba.