A partir del próximo 21 de diciembre comenzará a regir en la provincia de Buenos Aires un pase libre con vacunación para personas mayores de trece años, que será obligatorio presentar para concurrir a eventos masivos y a actividades culturales, deportivas, religiosas y recreativas en espacios cerrados, para realizar trámites ante organismos públicos y privados y para trabajadores que realicen atención al público en entidades públicas y privadas.

Así lo informó hoy el gobernador Axel Kicillof durante una conferencia de prensa en el Salón Dorado de Casa de Gobierno, donde estuvo acompañado por el ministro de Salud, Nicolás Kreplak.

«A partir del 21 de diciembre, los y las mayores de trece años deberán acreditar un pase libre con vacunas para poder acceder a eventos masivos y otras actividades», anunció el mandatario, quien remarcó la importancia de prevenir con la vacunación la suba de contagios. «Hay países que están atravesando una quinta y hasta una sexta ola de contagios y en todas las regiones se observa que, allí donde hay menos vacunas, hay un mayor impacto de la pandemia. Por eso esta medida es un llamado a cuidar lo que tenemos y a cuidarnos entre todos», enfatizó.

Cuáles son las actividades que requerirán pase libre con vacunas.

Asimismo, Kicillof subrayó que la inmunización en la provincia tiene que ser «universal». En ese sentido, informó que «a partir de este viernes, se extenderá también la vacunación libre con segunda dosis a todos los y las mayores de tres años». Provincia había liberado la semana pasada la primera dosis para ese rango etario.

La implementación del pase sanitario responde a la actual situación epidemiológica, que registró en la última semana un aumento del 33 % de los casos respecto de la semana anterior, según señaló Kreplak. «Esta situación representa apenas un 6,4 % de los contagios que se dieron durante el pico de la segunda ola, en tanto que todavía no se observa un correlato en el aumento de la ocupación de camas de terapia intensiva», añadió.

Vale remarcar que pases sanitarios de este tipo han adoptado países como Francia, Italia, Israel, la ciudad de Nueva York, Suiza, Alemania, Portugal y España, indicó Kicillof. Mientras que en Argentina han tomado decisiones similares las provincias de Tucumán y Salta.

Quienes hayan recibido las dos dosis de la vacuna podrán acreditar el pase libre con las aplicaciones VacunatePBA y Mi Argentina, o con el carnet físico que se entrega en las postas de vacunación.

«Los números hablan de que aquel que no está vacunado tiene catorce veces más de posibilidades de quedar internado. Lo que tenemos que lograr, habiendo hecho este esfuerzo inmenso, es concientizar y acompañar el proceso de vacunación para que sea universal», agregó Kicillof.

Por último, el gobernador alertó por el incremento de casos en otros países y el ingreso en Argentina de la variante ómicron. «Los casos están creciendo y en todo el mundo preocupa la llegada de una nueva variante como ómicron, por eso necesitamos acelerar la vacunación hasta llegar a todos y todas para preservar así lo que hemos conseguido con tanto esfuerzo», concluyó.