En la previa de la sesión del Concejo Deliberante que este lunes tratará el proyecto de presupuesto 2022, en La Plata permanece la incertidumbre sobre el manejo de la recolección de residuos, que, según lo pautado por el intendente Julio Garro, volverá a quedarse con el 25 % de los recursos de la Comuna. Desde el Frente de Todos piden que se transparente de inmediato el modo de operar de la firma ESUR en la capital bonaerense.

En un contexto donde La Plata es señalada como una de las ciudades «menos transparentes» de la Provincia por su falta de acceso a información económica y financiera en sus plataformas digitales, el tratamiento de residuos se distingue en estas críticas. Fue la concejal del Frente de Todos Yanina Lamberti quien semanas atrás decidió hacer un pedido de informes sobre el funcionamiento de ESUR, empresa privada a cargo de la recolección, cuyas tareas han mostrado serias deficiencias.

En barrios como Arana, Sicardi, Villa Garibaldi e Ignacio Correas, al igual que en otras zonas por fuera del casco urbano, como Melchor Romero, Los Hornos y Villa Castells, entre otros, son frecuentes las acumulaciones de basura por falta de recolección en sus esquinas, terrenos baldíos y plazoletas. Sumado a eso, el propio intendente Garro incluso llegó a sostener que la falta de limpieza en la ciudad no es responsabilidad de ESUR, sino de los vecinos que «sacan la basura a cualquier hora».

«La empresa de recolección pasa solamente una vez por los barrios, y la verdad es que la gente saca la basura a cualquier hora. Tenemos que acostumbrarnos, como sociedad, a que la basura se saca una vez al día», fue la insólita explicación que brindó el intendente de La Plata en 2017, cuando las críticas hacia el servicio de recolección ya se hacían sentir.

En tanto, las críticas se han acumulado alrededor de la falta de información sobre el trabajo de ESUR en la ciudad. Según Lamberti, en el pliego de condiciones del contrato de la ciudad con la empresa se establece que la fiscalización y el control de los servicios debe estar a cargo de la Municipalidad. «Observamos muchos incumplimientos que están pasando por delante de nuestros ojos y consideramos que faltan controles y penas para esos incumplimientos», advirtió la concejal en un comunicado difundido días atrás.

Cabe recordar que, desde hace años, el presupuesto destinado a ESUR no baja del 25 % de los fondos totales de la Municipalidad. Según explicó Lamberti a Contexto, de acuerdo con las condiciones del contrato con la empresa, «el pago del servicio debe ganarle a la inflación de manera automática, lo cual es muy grave tratándose de una empresa privada».

«Si vemos en municipios centrales de la provincia, como Lomas de Zamora, Bahía Blanca o Mar del Plata, la recolección de residuos recibe alrededor del 10 % y el 15 % de sus presupuestos», remarcó.

Entre otros puntos, la edil pidió en su presentación que la Municipalidad explique con qué elementos y personal lleva a cabo «las tareas de fiscalización del servicio e inspección a la empresa ESUR S.A.». En particular, solicitó saber con cuántos vehículos cuenta la fiscalización del servicio por cada zona adjudicada y el estado de implementación del sistema de monitoreo satelital por GPS estipulado en el pliego de contratación.

En este mismo factor se basó el proyecto presentado en marzo de este año por el entonces concejal Ariel Archanco, quien proponía un programa de «gestión transparente de residuos». La iniciativa planteaba la creación de una plataforma para que los usuarios puedan acceder a la información sobre días y horarios de los recorridos que realizan los recolectores, frecuencias del circuito, demoras, y una sección en una aplicación digital para que puedan realizar reclamos en caso de necesidad.