El Gobierno anunció que en enero de 2022 comenzará con la fase clínica de testeo de la nueva vacuna argentina contra la covid-19. Se trata del inmunizante ARVAC-Cecilia Grierson, del que se espera poder iniciar su producción a principios de 2023. El presidente Alberto Fernández se explayó sobre este nuevo avance en el marco de una nueva reunión de la mesa interministerial para el abordaje de la pandemia.

En la actualidad, la vacuna se encuentra en pleno desarrollo a nivel nacional entre equipos de profesionales de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y el CONICET. Según informaron desde Casa Rosada, ya concluyeron los estudios de fase 1 y en enero de 2022 comenzarán con la fase clínica para poder ser producida a principios de 2023. «Está pensada como vacuna de primera inmunización o como refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo de otras vacunas», informaron desde Nación.

«Es un orgullo por nuestra ciencia y tecnología, que está dando un paso más y nos hace más soberanos», señaló este jueves el propio Alberto Fernández tras encabezar la reunión de la mesa interministerial sobre la investigación, el desarrollo y la producción de vacunas, tratamientos, diagnóstico y otras tecnologías.

Acorde a los avances sobre la vacuna, se determinó que la ARVAC-Cecilia Grierson tiene un mayor grado de estabilidad, ya que no necesita sistemas de conservación que dependen de ultrafreezers. Esto agilizará el proceso de distribución en territorio nacional y aportará mayor eficacia frente a nuevas variantes de covid-19.

«Esperamos que el desarrollo permita, con el aporte del Estado y la articulación con el sector privado, poder, a fines de 2022, principio de 2023, escalar la producción para tener la vacuna nacional», remarcaron desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, conducido por Daniel Filmus.

En las últimas horas, desde el Gobierno bonaerense advirtieron sobre un posible rebrote de covid y la necesidad de poner en discusión nuevas medidas de limitaciones a la circulación para las personas no vacunadas. «En el verano podríamos tener algún tipo de rebrote, pero no creo que nos lleve a tomar restricciones; no quiero decir nada con certeza porque en la pandemia las cosas van cambiando», indicó el ministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak.

Según la información registrada por la cartera de Salud bonaerense hasta este jueves, en las últimas veinticuatro horas se conocieron veinticinco fallecimientos por covid y 2.260 contagios reportados. A la fecha, son 604 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos en el sector público y privado para todas las patologías del 35,7 % en el país y del 40,6 % en la Área Metropolitana Buenos Aires.