El gobernador Axel Kicillof analizó esta mañana los resultados electorales y destacó la «remontada muy importante» que consiguió el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, luego de haber achicado a 1,3 puntos la distancia de más de 4 puntos que había sacado Juntos en las PASO. El mandatario subrayó la importancia de haber equiparado fuerzas con Juntos en la cantidad de senadores en la Legislatura y remarcó que de ahora en más el camino de la gestión estará signado por «profundizar» y «acelerar» con «políticas redistributivas y un Estado presente».

«Fue un esfuerzo colectivo. Trabajamos espalda con espalda con los intendentes de toda la provincia para dar una respuesta. No había que recuperar solo un resultado electoral, sino la confianza en que es este Gobierno el que puede iniciar el camino de la reconstrucción y llevarlo adelante», dijo Kicillof.

En la provincia más populosa del país y bastión histórico del peronismo, el Frente de Todos logró mejorar su performance, por lo que la derrota por escaso margen significó un respiro para el oficialismo. En este sentido, Kicillof valoró las medidas adoptadas en los últimos dos meses para torcer el rumbo electoral y reiteró la idea de dar vuelta la página y, tras la pandemia, encarar la segunda etapa de gobierno. 

«Dimos determinadas respuestas que marcaron un camino. Ahora hay que acelerar y profundizar la reactivación. Después de cuatro años de macrismo y dos de pandemia, son seis años de crisis», dijo en diálogo con El Destape Radio. «La mejora de la situación sanitaria y económica se reflejó en el resultado», enfatizó.

Mejora de los ingresos

Concluido el proceso electoral, Kicillof abordó cuáles serán las prioridades de gestión para lo que viene. En ese marco, hizo hincapié en la necesidad de proseguir con la recuperación de los ingresos y encaminar la reactivación de la economía en favor de la redistribución. «Tenemos que conseguir que no haya más deterioro del poder adquisitivo con respecto a los precios. Los salarios le tienen que ganar a la inflación», recalcó. E insistió en que «el aumento de la producción se refleje en el trabajo, que se reactive la inversión y la expansión del empleo».

En un mensaje a los empresarios, dijo que «el sector privado tiene que ver que seguimos con el camino de la producción y la reactivación del mercado interno. Eso son señales para la inversión».

También dio algunas pistas sobre cuáles van a ser los ejes de trabajo de su Gobierno y adelantó que en los próximos días habrá anuncios de nuevas medidas. «Hemos hecho mucho, pero en pandemia. Nos quedan dos años para acelerar la obra pública y la infraestructura». Y agregó: «Estuvimos trabajando fuerte en temas de infraestructura escolar y sanitaria, rutas, caminos rurales y parques industriales. Hemos iniciado al mismo tiempo una reforma muy grande con el plan integral de seguridad», enumeró. 

Paridad en el Senado

La remontada del Frente de Todos en la provincia le permitió equiparar la correlación de fuerzas con respecto a Juntos en la Cámara Alta de la Legislatura. Votaron senadores provinciales las secciones primera, cuarta, quinta y séptima. Ambas fuerzas contarán desde diciembre con 23 representantes, mientras que la oposición hasta ahora tiene 26 senadores contra 20 del oficialismo. De este modo, Kicillof arrebató el quórum a Juntos y, en caso de empate de votos, la última palabra la tendrá la vicegobernadora Verónica Magario.

«En términos institucionales, conseguimos un empate en el Senado. Estábamos 26 a 20 y ahora recuperamos 3 senadores», destacó Kicillof. «No tenemos quórum propio, pero, en caso de empate, desempata la vicegobernadora Verónica», agregó.

La paridad alcanzada le permitirá avanzar con proyectos legislativos que hasta el momento eran frenados por la oposición. «Basta de palos en la rueda», había exclamado Kicillof ayer cuando habló en el búnker del Frente de Todos.

Críticas a la oposición

Por último, el mandatario cuestionó a la oposición por su postura de quitarse responsabilidades por la deuda que contrajo cuando fue Gobierno en el periodo 2015-2019. «Macri, en la clandestinidad, firmó el acuerdo más oneroso de la historia del FMI», sostuvo, y añadió que a lo largo de la campaña la oposición «ha intentado eludir su responsabilidad» por la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El gobernador bonaerense también dijo que «la oposición pensó que con el resultado de las PASO la sociedad estaba pidiendo que volvieran, pero el ánimo de la sociedad es totalmente distinto». Acto seguido, amplió: «El ánimo de la sociedad es distinto y nosotros logramos sintonizar con ese ánimo».

«Se armaron una perspectiva que es ajena a la situación del país. Como ellos trataron de construir la idea de que no había habido pandemia o que todo lo que ocurrió fue lo malo que se hizo, entonces tampoco se dan cuenta que la sociedad estaba terminando de atravesar seis años muy malos de los que ellos son responsables, no observadores, comentaristas o consultores», resaltó. 

Para los dos años venideros, Kicillof afirmó que la discusión será qué modelo de país aplicar en la Argentina y la provincia. «En la provincia planteamos permanentemente que la discusión es qué modelos, cómo se sale de esto, si con más macrismo o al revés, con un Estado presente y políticas redistributivas. Esa es la discusión que hay que dar, y dar respuestas urgentes a los problemas que sigue habiendo», concluyó.