Por Ramiro García Morete

1) ¿Qué entendés por producción musical?

Creo que es todo lo que siempre hicimos alrededor de la música para poder finalmente llevarla a cabo. Y que ahora en algunos casos se delega -en parte- a alguien que aporte una mirada más desde afuera.

2) ¿Podrías dar tres claves sobre la misma?

Primero hay que abrir bien el oído, conectar con eso que el material posee, ver de qué está hablando. Jugar, fantasear, linkear con artistas, discos, estilos; empezar a probar cosas hasta encontrar alguna pista, una suerte de certeza que te diga es por ahí.

Por último, creo que es importante asumir un compromiso para lograr producir un aporte cualitativo en lo musical.

3) ¿Tenés alguna rutina o metodología de trabajo?

La verdad que no. Depende mucho de las necesidades que emerjan. Si tenemos forma, entonces será ver la sección rítmica; si no, enfocarse en algún tipo de arreglo instrumental. De a poco todo irá dialogando entre sí, por lo que los procesos pueden ir en cualquier dirección. ¡Pero es verdad que casi siempre los coros van al final! (risas).

4) ¿Te reconocés en algún estilo, género o territorio en particular?

¿Indie platense? (risas).

5) ¿Te acordás de la primera vez que una canción o artista te interesó por algo que fuera más allá de la canción?

Earthling de Bowie nos pegó un buen sacudón electrónico. Al poco tiempo Kid A hizo otro tanto. Y luego fueron tantxs.

6) ¿Qué programa o software usás? ¿Por qué?

Hace un tiempo que en mi casa uso Ableton. Creo que básicamente para escribir baterías y secuencias rítmicas. En el estudio prefiero ProTools, creo que es costumbre. Reaper también juega.

7) ¿Cuánto hay de la pre y de la pos en un resultado?

No hay tu tía (risas): sin pre no hay pos. Lo lindo es cuando hay algo jugoso para ser explotado y sobre todo cuando se logra de alguna forma.

8) Tres productorxs favortixs

Canki, Percii, Melero.

9) Una canción que te guste particularmente por su producción…

A ver, qué se yo, déjame pensar… es tan amplio, la llamada “producción” está allí donde menos lo imaginás. Hace poco estuve estudiando mucho “Cozumel” de Colores Santos, es bellísima, por su poética, su aparente simpleza y su cantidad de elementos y detalles que hacen a la pieza.

10) ¿Hay algún sonido que te guste particularmente y otro que te moleste?

No me gusta sentirme avasallado por el volumen y la presencia, me parece completamente de mal gusto. Me gustan infinidad de sonidos y tratamientos, pero sobre todo, encontrar su lugar y su medida.