En la recta final, de cara a las elecciones del domingo, el Frente de Todos cerró su campaña con candidatas y candidatos nacionales en representación de la provincia de Buenos Aires. Con un multitudinario acto en el distrito de Merlo, se hicieron presentes el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, como también Axel Kicillof y Sergio Massa.

El evento, iniciado cerca de las 19 hs, condensó el recorrido iniciado a partir de las PASO, donde el Frente de Todos reforzó la militancia y las medidas de gestión en los sectores de mayor urgencia, tras la salida de la pandemia. «Nos tocó recorrer un camino que nace del derrumbe de la economía argentina, que continúa en un derrumbe mundial», sintetizó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en su discurso.

«Es cierto que a pesar de vacunar a la gran mayoría de los argentinos, todavía nos falta recorrer el camino de recuperación del derrumbe y el fracaso del Gobierno de Macri. Ese compromiso que asumimos en el 2019 con los argentinos y argentinas, el lunes, una vez terminada la elección, lo vamos a seguir cumpliendo», agregó Massa.

«Los trabajadores saben que es este Frente de Todos el que va a poner la Argentina de pie. Nosotros no hacemos política con la muerte y el dolor de nuestro pueblo. En tiempos electorales todos y todas podemos decir las mismas palabras, podemos decir que nos preocupa la educación pública. Pero nosotros somos parte de un proyecto político que montó el sistema universitario más importante», expresó, por su parte, la candidata a diputada nacional Victoria Tolosa Paz.

También hubo una fuerte crítica hacia la gestión gubernamental de Cambiemos, con Mauricio Macri a la cabeza. «Este acto es lo que se llama cierre de campaña. Yo les propongo que este cierre se convierta hoy en el comienzo de una nueva etapa en la provincia de Buenos Aires. Aunque tuvimos que sufrir un año y medio de pandemia, antes de la pandemia vino la peste del macrismo; si sumamos ambos, fueron seis años de crisis», fue el mensaje del gobernador Axel Kicillof.

El mandatario bonaerense también se refirió al plan de vacunación contra la covid y destacó el resultado sanitario que hoy presenta amplios niveles de alcance. «Tenemos 80 % de vacunados, ese porcentaje nos hace pensar en la enorme campaña de palos en la rueda, de odio, donde pasaron de decir que no había que cuidarse ni usar barbijo a decir que la vacuna era veneno. No vi una tapa de diario que dijera ‘perdón por sembrar desánimo y angustia’», expresó Kicillof.

«Empieza a verse el comienzo de una gran reactivación en la provincia de Buenos Aires y en la República Argentina. Se trata de salir de la pandemia y después recuperar lo que vinimos a recuperar, que es el trabajo, la producción, derechos que se llevaron Macri, Larreta, Santilli», dijo el gobernador, y agregó: «Eso es lo que empieza ahora: la etapa de recuperación, que tiene que ser no solo macroeconómica, sino con inclusión social. Vamos a reconstruir la provincia».

Las palabras de cierre del acto estuvieron a cargo del presidente Alberto Fernández, quien hizo un repaso del recorrido del Frente de Todos, tanto desde el inicio de campaña en 2019 hasta consagrarse en la gestión. «Hicimos mucho. Tuvimos que empezar a arreglar el problema de la deuda, lo resolvimos a nuestro modo, no en cinco minutos. Cuando la discusión terminó, la Argentina ahorró 37.800 millones de dólares», señaló el jefe de Estado.

En ese marco, el mandatario realizó un balance del mensaje recogido por el Gobierno tras el resultado de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, momento en que el oficialismo decidió reforzar las políticas públicas en busca de atender las fuertes demandas de los sectores más afectados.

«Luego de las PASO, comencé a recorrer y a escuchar. Y me di cuenta que el progreso que logramos hasta ahora a muchos argentinos y argentinas todavía no les había llegado. Entonces, mejoramos las asignaciones familiares, mejoramos mes a mes la tarjeta Alimentar. Escuchamos también la preocupación por los precios. Y tomamos la decisión de fijar los precios máximos y que los argentinos dejen de padecer», sostuvo Fernández.

«Les pido una sola cosa. Les pido a todos ustedes que hablen con sus vecinos, que les expliquen dónde estábamos, dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Estábamos con una deuda impagable, con 23.000 pymes que se habían cerrado. Ese es el país que nos dejaron. Díganle a los vecinos que nosotros en este año difícil que nos tocó pasar no nos detuvimos», concluyó el presidente.