El empleo registrado en Argentina se expandió un 2,8 % en agosto en términos interanuales y contabilizó 326.900 empleos más que el mismo mes del año pasado. Con respecto al mes anterior, la variación fue positiva por octavo mes consecutivo en un 0,5 % (54.600 personas más). 

Según las cifras difundidas este miércoles por el Ministerio de Trabajo en base al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el crecimiento interanual del empleo registrado estuvo explicado por la incorporación de 124.000 trabajadores en el sector privado desde agosto del año pasado, y de 93.000 en el sector público (2,1 % y 2,9 %, respectivamente), mientras que el personal de casas particulares registró una baja del 1,3 %. 

Al mismo tiempo, el trabajo independiente relevado por el ministerio mostró una expansión del 4,9 %, que implica unas 115.000 personas. De ese número, la mayor parte fue explicada por la suba de las categorías monotributo (+87.000 personas) y monotributo social (+11.600 personas). 

Dentro del sector privado registrado, el SIPA arrojó un incremento de trabajadores del 0,2 % respecto del mes de julio, contabilizando cerca de 9.000 personas que se incorporaron al empleo formal. 

«Luego de la fuerte contracción verificada en abril 2020, cuando regía en casi todo el país el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), en los cuatro meses subsiguientes se verificaron retrocesos en el nivel de empleo», indicaron desde la cartera laboral. En los meses que siguieron a septiembre y hasta diciembre, explicaron, el mercado laboral tuvo variaciones positivas o estables, mientras que en los ocho primeros meses de 2021 las variaciones fueron todas positivas. 

Según el informe ministerial, en el sector privado creció el empleo registrado en siete de los catorce bloques sectoriales relevados, liderados por hoteles y restaurantes (+1,2 %), pesca (+1,0 %), construcción (+1,0 %), enseñanza (+0,8 %), explotación de minas y canteras (+0,2 %). 

En el caso de hoteles y restaurantes, sin embargo, señalaron que «el deterioro fue tan profundo que su nivel de empleo actual se ubica 21 % por debajo del vigente en febrero de 2020, mes previo al inicio de la pandemia». 

La construcción, por otro lado, mantiene trece meses de crecimiento consecutivos, pero aún se encuentra 0,9 % por debajo de los niveles prepandemia. Según las cifras oficiales, de mantenerse esa tendencia de crecimiento en septiembre podría recuperarse todo el terreno perdido durante la pandemia. 

La industria manufacturera, a pesar de venir de doce meses consecutivos en alza, se mantuvo estable en los últimos tres meses. Sin embargo, según la cartera laboral, «su nivel de empleo se ubica 2,3 % por encima del registrado en febrero de 2020, momento previo al inicio de la pandemia».