La situación de Mauricio Macri frente a la causa por presunto espionaje ilegal hacia familiares de víctimas del hundimiento del ARA San Juan sigue generando controversias. En este caso, el exmandatario inició esta semana no solo con un nuevo pedido de recusación para apartar al juez a cargo de la causa, Martín Bava, sino que ahora le solicitó al propio magistrado el permiso para salir del país y viajar a Arabia Saudita.

La jornada del lunes inició con la presentación de una nueva recusación por parte de la defensa de Macri, encabezada por el abogado Pablo Lanusse, hacia el juez Martín Bava. Desde el sector que representa al exmandatario mantienen el argumento de la supuesta «falta de parcialidad» por parte de Bava, maniobra con la que Macri intenta patear para adelante una vez más la indagatoria, tal como sucedió la semana pasada.

Con este nuevo pedido, además, la defensa solicita que la audiencia se suspenda hasta que se resuelva el planteo de apartamiento.

Cabe recordar que hasta el momento la indagatoria está pautada para reanudarse este miércoles 2 de noviembre, tras la «frustrada» citación del jueves pasado en los tribunales de Dolores. Fue en esa jornada que, tras una forzada puesta en escena de «respaldo político» puertas afuera, el expresidente y su defensa exigieron que se lo releve del deber de confidencialidad de secretos de Estado, solicitud que admite de manera implícita que en la causa se realizaron actividades de inteligencia.

«Es una medida dilatoria de la defensa de Macri. Y significa que, para declarar, hay que hablar necesariamente de tareas de inteligencia», fue la definición en ese momento de la abogada Graciana Peñafort, en diálogo con Contexto, al ser consultada por la acción encarada por la defensa de Macri.

En tanto, tras tomar conocimiento público el nuevo pedido de recusación para apartar al juez Bava, se conoció también la solicitud de permiso que el referente de Juntos pidió para viajar a Arabia Saudita el lunes posterior a las elecciones generales de medio término.

Hay que remarcar que, en medio del actual escenario, pesa sobre Macri una prohibición de salida del país. «El Sr. Mauricio Macri recibió invitación personal del Príncipe de Arabia Saudita, para una visita del 15 al 25 de noviembre de 2021 a dicho país. Por tal motivo vengo a solicitar se autorice a mi ahijado procesal a realizar el viaje aludido, por el plazo de tiempo indicado», solicitó el abogado Pablo Lanusse en un escrito.

En tanto, fue la abogada Valeria Carreras, representante de familiares de los submarinistas del ARA San Juan, quien rechazó de plano este pedido y advirtió sobre el posible riesgo de fuga. «Es la pena en expectativa elevada por lo cual no resulta desmesurado pensar que se podría profugar», indicó Carreras en su escrito de oposición, presentado tras tomar conocimiento del pedido de Lanusse.

Carreras argumentó que Macri «cuenta con contactos en distintas partes del mundo que podrían facilitar su fuga», y que es «pública y notoria la holgada situación económica del ex primer mandatario, lo que facilitaría también contar con los medios para evadir la justicia».