El Gobierno de provincia de Buenos Aires e intendentes bonaerenses sellaron su respaldo pleno a la aplicación de congelamiento de precios en productos de consumo masivo. Junto a diferentes funcionarios y mandatarios del área metropolitana, el gobernador Axel Kicillof recibió al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, para coordinar acciones conjuntas para la implementación de la medida.

«Desde la Provincia respaldamos y vamos a acompañar las medidas que está implementando el Gobierno nacional para cuidar el bolsillo de la gente», sostuvo el gobernador, quien estuvo acompañado por la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez; el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; y el de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini.

«Nuestra propuesta es trabajar junto a los municipios en materia de controles, ya que estamos observando un crecimiento muy acelerado de los precios que lleva a que, si bien las y los argentinos están mejorando sus ingresos, terminan consumiendo lo mismo», remarcó Kicillof.

Cabe destacar que durante el transcurso del miércoles fueron públicas las declaraciones de Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), quien dijo que «va a haber desabastecimiento», al referirse a la implementación de la medida.

La medida impulsada por Feletti dispuso retrotraer el precio de 1.432 productos de consumo masivo al 1º de octubre en todo el territorio nacional hasta el 7 de enero de 2022, ante la remarcación de septiembre que se aceleró durante octubre.

Un grupo minoritario de empresarios decidió oponerse al acuerdo. Entre ellos, Grinman. «Va a haber desabastecimiento, no tenga ninguna duda. Cuando se le termine al que ya tiene fabricado ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera», dijo el dirigente empresario a una radio santafesina.

Otros empresarios respaldaron la decisión del Gobierno. Por caso, Víctor Fera, dueño de Marolio y presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, aseguró que «no va a haber desabastecimiento bajo ningún punto de vista». «Hace mucho que escucho que vamos a tener desabastecimiento; yo diría que no. No considero esto una oportunidad. Son más las ganas de la gente que hace política que la realidad», disparó contra los empresarios reacios a aceptar el acuerdo.

«Los intendentes tenemos que mostrar fortaleza para acompañar esta medida que nos permite llegar a quienes más nos necesitan», fueron las palabras de Mario Secco, intendente de Ensenada, presente entre el conjunto de mandatarias y mandatarios que asistieron a la reunión realizada en La Plata.

Estuvieron presentes las intendentas de Lomas de Zamora, Marina Lesci; de Moreno, Mariel Fernández; de Presidente Perón, Blanca Cantero; de Quilmes, Mayra Mendoza; y los jefes comunales de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Avellaneda, Alejo Chornobroff; de Berisso, Fabián Cagliardi; entre otros.

Los respaldos a Feletti

La medida de congelar los precios para moderar el impacto de la inflación en los bolsillos de las familias argentinas recibió el apoyo, además, de sindicatos y legisladores.

Desde el ámbito legislativo, el diputado y economista Itai Hagman dijo que el anuncio es «importante para cuidar el bolsillo de todos». Añadió que «nadie piensa que el control de precios sea una solución estructural a la inflación, pero es una medida necesaria para que, en una situación de emergencia, las empresas no abusen con los sobreprecios».

Por su parte, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, sostuvo que «hay que terminar con la prepotencia de los oligopolios que, cada vez que avanzamos con los salarios, nos corren el arco volviendo a aumentar los precios. Cuidar la mesa de las y los argentinos es la prioridad», subrayó.