Ingresó hoy al Senado el proyecto de ley del Ejecutivo bonaerense que establece la exención del pago del impuesto inmobiliario a hoteles y alojamientos, con el objetivo de ayudar al sector, afectado por la pandemia, e impulsar el turismo de cara a la temporada de verano. La iniciativa también crea el Fondo de Apoyo Económico para Fiestas Tradicionales y Populares.

Así, la Legislatura retoma la actividad en el Senado el próximo jueves desde las 14 hs, mientras que la convocatoria en Diputados es para las 15 hs.

El proyecto propone la «extinción de las deudas por el impuesto inmobiliario, sus intereses y multas que registren sujetos que realicen actividades comprendidas como servicios de alojamiento en hoteles, hosterías y residencias similares excepto por hora, que incluyen servicio de restaurante al público, servicios de hospedaje temporal que no incluye servicio de restaurante al público, y alojamiento en campings».

La iniciativa contempla las cuotas que hayan vencido durante la pandemia, y generará un crédito fiscal que anula deudas e intereses de las cuotas que todavía no fueron pagadas y un saldo disponible por los montos que ya fueron abonados. 

De este modo, el Ejecutivo provincial prevé eximir de oficio a estas empresas del pago del impuesto, tanto en su componente básico (edificado, rural y baldío) como en el complementario, durante el periodo comprendido entre marzo de 2020 y septiembre de 2021.

Además, exime a los prestadores turísticos que desarrollen su actividad en la provincia del pago de la tasa correspondiente a la inscripción o renovación del Registro de Prestadores Turísticos desde la fecha de aprobación hasta el 31 de diciembre de 2022.

La medida representa 557 millones de pesos de crédito fiscal que se generan a favor de estos contribuyentes, de los cuales 343 millones corresponden a tributos que no pudieron pagar y 214 millones a pagos que se realizaron y que serán devueltos, según indicó el organismo de recaudación bonaerense.

Por otro lado, el proyecto crea el Fondo de Apoyo Económico para Fiestas Tradicionales y Populares, destinado a «brindar apoyo a las festividades y eventos populares locales, las que tienen una especial importancia turística y social para la comunidad bonaerense». 

El texto explica que «se entenderá por fiesta tradicional y popular o manifestación, acontecimiento, suceso conmemorativo que se desarrolle de modo estable, permanente y continuo en el tiempo, que posea una especial importancia turística y/o social para la comunidad bonaerense e implique una valorización de índole social, histórica, religiosa, cultural, folclórica, artística, económica, productiva y/o gastronómica». 

«El turismo es un sector económico clave que dinamiza el desarrollo local y regional, colocándose como el primer destino turístico del país, con un promedio anual del 14,5 millones de turistas, más de 11 mil empresas dedicadas al turismo y empleando a más de 130 mil trabajadoras y trabajadores en la actividad. El 36% de los argentinos y argentinas elige la provincia de Buenos Aires como destino en turismo doméstico».