Con una asamblea y concentración en las puertas de la Delegación de Villa Elvira, vecinos y vecinas reclamaron un plan de obras, centralmente hidráulicas. «Necesitamos que el sur exista», manifestaron.

Tal como vienen denunciando en las localidades aledañas de Sicardi y Garibaldi, la falta de mantenimiento y obras por parte de la Comuna están a la orden del día. En el caso de Villa Elvira, los reclamos son por la necesidad de un plan de alerta temprana para tormentas, centros de evacuación y obras hidráulicas para el barrio y el arroyo Maldonado, así como por una mayor presencia estatal para luminarias, limpieza y calles.

«El foco principal está puesto en el plan de reducción del riesgo de inundaciones, ya que pasaron más de ocho años de la inundación y seguimos sin plan de alerta temprana, sin plan de evacuación, sin saber para dónde rajar», dijo a Contexto Víctor Purdier, de la Asamblea Vecinal de Villa Elvira.

«Necesitamos esto ya. Para que la ´próxima vez que venga una inundación, sepamos», señaló el vecino. «Necesitamos que tengan el plan preparado o que nos digan por lo menos qué hay que hacer. Venimos remando hace muchísimos años y seguimos sin respuesta», señaló.

Todos estos puntos ya fueron planteados mediante petitorios a la delegación correspondiente, pero desde la Asamblea Vecinal de Villa Elvira advierten que no tienen respuesta. En ese sentido, detallaron que esperaban que el responsable comunal, Carlos Vaccaro, los atendiera, luego de haberse comprometido a escuchar todos sus reclamos, pero eso no sucedió.

Garro, Barbier y el derrotero de delegados en Villa Elvira

La falta de respuestas en la Delegación de la localidad del sur platense viene de larga data. Cuando asumió Garro, su primer delegado fue Daniel Quiroga, que duró menos de un año en la gestión tras ser denunciado por acoso. Quien entró en su lugar fue el hoy concejal Federico Molla, hombre de confianza en Villa Elvira del intendente Julio Garro y del secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de La Plata, Luis Barbier. Molla estuvo a cargo de la Delegación hasta 2018, cuando un temporal generó un desborde en el arroyo Maldonado, afectando fuertemente a la zona.

Molla dejó su cargo y fue reemplazado por Guillermo Ferlín, quien a poco de asumir tomó licencia por problemas de salud, lo que dejó a una delegación fragmentada y dividida, que incluyó un episodio de represión que evidenció la interna en el manejo de la gestión en Villa Elvira. En medio, Carlos «el Vasco» Mariazcurrena fue nombrado como delegado, pero duró diez días en su cargo, luego de recibir disparos frente a su casa, por lo que Ferlín volvió a su cargo. Pero en 2019, tras la caída de Juntos por el Cambio en las elecciones, Garro intentó barajar y dar de nuevo.

En 2020, en plena pandemia, Vaccaro entró en funciones, convirtiéndose así en el quinto delegado de Villa Elvira en lo que va de la gestión garrista. Hace unos días, el portal Noticias de Villa Elvira destacó que el delegado confirmó su continuidad en el cargo luego de rumores de renuncia por «un fuerte distanciamiento» con Molla.