Ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 volvieron a respaldar a la Argentina en la renegociación de deuda que encabeza el titular de la cartera económica, Martín Guzmán, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y apoyaron la revisión de la sobretasa que el organismo cobra por aquellos préstamos que superan la cuota que le corresponde a cada país. 

El ministro se encuentra en Washington, donde participó de la cumbre de ministros del G20, y se reunió el martes con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, para continuar la negociación a fin de redeterminar el acuerdo firmado por Mauricio Macri en 2018. Además, se reunió con autoridades del Tesoro norteamericano, pieza clave en el diálogo con el Fondo por el peso de Estados Unidos dentro del organismo. 

«Fue un encuentro productivo y quedamos en continuar el diálogo para lo que es un proceso de negociaciones de Argentina con el Fondo Monetario Internacional, en el cual Estados Unidos tiene un rol clave, porque es el principal accionista del FMI», dijo el ministro sobre la reunión, y destacó: «Entre 2018 y 2019, el Gobierno de Juntos por el Cambio tomó un préstamo récord con el FMI por 57.000 millones de dólares, de los cuales se desembolsaron 45.000 millones hasta que el presidente Alberto Fernández dijo basta; basta, porque esto le está haciendo un enorme daño a la Argentina». «Lo que estamos buscando es poder refinanciar esas deudas para no enfrentar una situación en la que en la Argentina haya más escasez de dólares», sostuvo. 

En el encuentro del G20, los ministros de Finanzas coincidieron en la necesidad de que el Fondo revise y actualice la política de sobrecargos, y expresaron: «Esperamos con interés seguir debatiendo en el Directorio Ejecutivo del FMI en contexto de la revisión interina de los saldos precautorios». 

Por otro lado, los funcionarios de las veinte economías más importantes del mundo renovaron el pedido -también formulado por la Argentina meses atrás junto a otros países- de redireccionar los derechos especiales de giro hacia los países más vulnerables. Cabe recordar que el FMI ya realizó una primera modificación a través de la reasignación de unos 650.000 millones de dólares en esos instrumentos, de los cuales, unos 4.300 millones fueron para nuestro país. 

Paralelamente al encuentro del G20, el organismo de crédito internacional realiza su asamblea anual junto con el Banco Mundial. En ese marco, durante una conferencia de prensa, la titular del Fondo, Kristalina Georgieva, aseguró que trabajan junto con las autoridades de Argentina para alcanzar un acuerdo «creíble y útil» que permita «inducir el crecimiento y el empleo». 

«El trabajo se apoya para encontrar una senda para que Argentina pueda tener políticas firmes para inducir el crecimiento privado, generar empleo genuino y focalizar el gasto público», dijo. También negó que el Fondo haya tomado una decisión respecto de los sobrecargos que cobra a los préstamos que superan la cuota que le corresponde a cada país, en contraposición a las versiones que indicaron a comienzos de la semana un supuesto rechazo al pedido argentino.