En diálogo con Contexto, Esperanza Martínez, senadora paraguaya del Frente Guasú, analizó la actualidad de su país: evaluó las consecuencias de la pandemia, señaló el alineamiento del Gobierno con las políticas de Washington, afirmó que el golpe contra Fernando Lugo estuvo tutelado por la Embajada de Estados Unidos y remarcó que América Latina ha sido sometida a una estrategia para fragilizar las democracias a través de los medios, sectores del Poder Judicial, la persecución a los opositores y los golpes blandos.

También calificó a Mario Abdo Benítez como el presidente más inútil de la democracia de Paraguay, explicó los vínculos de Horacio Cartes con el crimen organizado y aseguró que el exmandatario se ha transformado en uno de los grandes dueños del Paraguay y en el verdadero poder detrás del Gobierno, y detalló la persecución que sufre el Frente Guasú y los partidos que no se alinean con el Gobierno.

A continuación, el video con la charla completa y un extracto con las frases más destacadas de la entrevista.

Charla completa con Esperanza Martínez

La pandemia

«En el contexto de pandemia, como todos los países, Paraguay ha pasado por una situación crítica en lo sanitario, en lo económico y en lo social».

«Paraguay tiene una histórica estructura de muchas décadas de desigualdad, de pobreza y de falta de políticas públicas, sobre todo en temas estratégicos como salud y educación. Es un país que tiene un alto grado de informalidad en la economía. Se estima que casi el 60 % de la población está en condiciones laborales informales».

En ese contexto, «con una situación de aislamiento social por varios meses y con mucha gente que vive del trabajo diario, todo ha sido muy duro para la sociedad en su conjunto».

«A esto se agrega la situación política de tener un partido en el Gobierno por casi setenta años. Solamente durante 48 meses, con el Gobierno de Fernando Lugo, hubo una alternancia política en el Gobierno central».

«No hay que olvidar que durante esos setenta años, treinta y cinco fueron de una dictadura terrible, la dictadura de Alfredo Stroessner, que dejó consecuencias sociales y políticas muy importantes. La salida de Stroessner no fue una salida revolucionaria, una salida por alternancia política, sino que simplemente fue un golpe militar dado por su propio consuegro. Eso hizo que pasáramos a un proceso de transición a la democracia, pero muy tutelada por lo poderes económicos y políticos que venían del stroessnismo y que se quedaron. Por eso nosotros decimos que estamos viviendo un stroessnismo sin Stroessner».

Paraguay y Estados Unidos

«El Gobierno de Mario Abdo Benítez es totalmente obsecuente a la Embajada de Estados Unidos».

«En estos últimos años, la Embajada de Estados Unidos en Paraguay ha tenido un crecimiento muy importante. En otros países se han colocado bases militares y aquí hay una base de inteligencia de la CIA y de otros organismos ligados a la inteligencia de Estados Unidos». 

«Ante la posibilidad de cambios políticos en América Latina, con una nueva vuelta del progresismo y, sobre todo, teniendo en cuenta que a Estados Unidos le interesan Brasil y Argentina por su importancia geopolítica y por la importancia de sus economías, Paraguay se ha transformado en un centro de referencia de Estados Unidos y el presidente Mario Abdo Benítez ha sido prácticamente un títere de Estados Unidos».

El golpe contra Lugo

«Ese golpe estuvo tutelado por la Embajada [de EE.UU.], indudablemente. Lastimosamente también ahí estuvo la Iglesia católica apoyando. La jerarquía de la Iglesia católica hoy también está muy cercana a la agenda del Gobierno y en su momento cumplió un rol estratégico en el golpe contra Fernando Lugo. Evidentemente, este golpe fue parte del plan regional. Como dicen algunos, ‘hay un nuevo Plan Cóndor en la región’, pensado para romper con el avance de los Gobiernos progresistas».

«Hay que recordar que en 2008 hubo un intento de revuelta en Bolivia […] posteriormente contra Rafael Correa [Ecuador], luego vino el golpe en Honduras [contra Manuel Zelaya], seguidamente vino Paraguay y después le tocó a Dilma Rousseff [Brasil]».

«América del Sur ha sido sometida a este nuevo plan: lawfare, medios de comunicación hegemónicos, redes sociales, la judicialización de las luchas políticas y sociales y la criminalización de los actores políticos y sociales como una nueva estrategia. Antes teníamos cárceles clandestinas, teníamos traslados de presos entre los países, teníamos desaparecidos, muertos y presos políticos. Hoy tenemos a líderes políticos y sociales judicializados, criminalizados, encarcelados, pero con una acción jurídica supuestamente ‘correcta’ que permite sacar de la arena política a esos líderes».

«Hay una nueva estrategia en la región que busca fragilizar las democracias».

Mario Abdo Benítez

«Es un Gobierno que se ha caracterizado por la fragilidad política. Mario Abdo Benítez tiene muy poco liderazgo y capacidad de conducción. En términos reales ha sido uno de los presidentes más inútiles que hemos tenido».

«Horacio Cartes se ha convertido, de manera indirecta, en el verdadero presidente de la república, a través de la extorsión y las exigencias para seguir sosteniendo a Abdo Benítez».

«En el Gobierno de Paraguay predomina la corrupción, la ineptitud y la falta de liderazgo».

Horacio Cartes

«Antes de ser presidente, Horacio Cartes, siendo joven, estuvo preso por venta de divisas. Él tenía una casa de cambios. Estuvo varios meses preso y salió conociendo la corrupción dentro del sistema judicial y lo vulnerable que es ese sistema».

«Cartes tiene un emporio económico muy grande en Paraguay. Uno de los rubros que lo caracterizan es la fabricación de cigarrillos y Paraguay es sindicado como el país con más alto índice de contrabando y falsificación de cigarrillos».

«A Cartes también se lo asocia al tráfico de drogas y está mencionado en el caso Messer, un caso de lavado de dinero en el que está involucrado quien él consideraba su amigo del alma [Darío Messer] que está siendo procesado en Brasil».

«Aparentemente, hay menciones al expediente en las que se señala que [Messer] recibió ayuda económica de Cartes y habría abierto cuentas en el banco del que es propietario Cartes».

«Todo este dinero de la mafia, del narcotráfico, del cigarrillo, de los negocios irregulares está siendo de alguna manera blanqueado con la compra de medios de comunicación, cadenas de farmacias, está en bancos, está en financieras, en el negocio de la agroexportación, de la ganadería, etcétera. Rubro que produce riqueza está siendo copado por el presidente Cartes».

«Cartes se está convirtiendo en el gran patrón, en el gran dueño de Paraguay».

La democracia y los poderes económicos

«Hay una historia muy complicada desde el stroessnismo. Por eso es que yo siempre afirmo que seguimos con el stroessnismo sin Stroessner, con ese modelo patrimonialista de control del Estado, de un partido-Estado, que controla de manera oficial al Gobierno para beneficio de los candidatos del Partido Colorado y para castigo de los que no lo son».

«Es una democracia controlada por los poderes económicos. Aquí hay una minoría que concentra la riqueza, que concentra la tierra. Tenemos 12.000 propietarios que concentran el 90 % de las tierras cultivables. Una de las concentraciones más vergonzantes de toda América Latina».

La esperanza

«Más allá de esta mirada preocupante y un poco negativa de las condiciones sociales y políticas de Paraguay, hay que decir que, por otro lado, hay una ciudadanía que está emergiendo con mucha rabia, con mucho cansancio, con mucho hastío con este modelo». 

«El Frente Guasú apuesta a organizar a las bases sociales populares, a las organizaciones de base comunitarias, campesinas, de mujeres, de jóvenes, estudiantes secundarios, universitarios, a las organizaciones sindicales, a sectores políticos progresistas para hacer una gran alianza democrática progresista para el 2023 y, sobre todo, traer una propuesta de refundación del Paraguay».