Mientras la campaña de vacunación contra la covid-19 atraviesa su etapa final, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires apunta todos los cañones a la recuperación económica con foco en aquellos sectores más afectados por la pandemia. «Con la perspectiva de la caída de casos sostenida y consolidada, tenemos bases mucho más seguras para dar todos los estímulos y las herramientas vinculadas a la recuperación económica», sostuvo este mediodía el gobernador Axel Kicillof durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno, donde informó la situación epidemiológica.

Allí, el mandatario anunció la vacunación libre con segunda dosis para mayores de treinta años y para el personal de seguridad. También el inicio de la inmunización de niños y niñas de entre tres y once años. Desde que la ANMAT aprobó la vacuna Sinopharm para niños y niñas, se inscribieron más de 365.000 chicos y chicas. «Estamos en fase de terminar el proceso de vacunación en la provincia de Buenos Aires», aseguró Kicillof. 

«Estamos en una fase de recuperación económica, en la salida de la pandemia, concluyendo la vacunación y dedicándonos a asistir a todos aquellos que por lo que ocurrió con lo sanitario tuvieron enormes dificultades económicas», reforzó el mandatario, acompañado por el ministro de Salud, Nicolás Kreplak.

Kicillof subrayó que «estamos terminando de salir de la enfermedad y con eso en curso, trabajando para reparar el daño que nos deja el virus, porque lo que se llevó hay que devolverlo a la gente y eso requiere un Estado presente». 

El Gobierno de la provincia aplicó una serie de medidas para apuntalar la recuperación del sector productivo y de los bolsillos de las familias. Líneas de crédito para cooperativas, fondos en forma de aportes no reembolsables para apoyar a las pymes y el programa Comprá Más Cerca -que establece precios de referencia para productos esenciales- han sido algunas de las iniciativas.

En paralelo a esto y al avance en la campaña de vacunación, con la inscripción desde la semana pasada de niños y niñas de entre tres y once años, la provincia acumula diecinueve semanas con descenso de casos. Además, solo el 12,8 % de las camas de terapia intensiva son ocupadas por pacientes con covid, en tanto que 255 centros de salud no debieron aplicar cuidados intensivos en los últimos treinta días.

Hasta el momento, 11,4 millones de personas recibieron la primera dosis y 8,9 millones cuentan con el esquema completo. Esto permitió nuevas aperturas desde el 1º de octubre para la actividad nocturna en discotecas, con pautas de aforo y presentación de certificado de vacunación.

«Hoy contamos con más de la mitad de la población total de la provincia con esquemas completos de vacunación, lo que ha permitido que en 95 de los 135 municipios no haya fallecidos por covid-19 en los últimos quince días», precisó Kicillof.

En otro tramo, cuestionó a la oposición por sus críticas a las nuevas aperturas. «Llama la atención que aquellos opositores que todo este tiempo pedían aperturas, cuando se producen las aperturas piden cierres. Entonces ya vemos que el patrón de conducta es oponerse y no tiene que ver con lo sanitario ni con la vacunación», apuntó.

Por último, Kicillof se refirió a la presencialidad laboral de trabajadores y trabajadoras estatales. Dijo que la provincia avanza para «recuperar la presencialidad completa con los trabajadores del Estado también, aunque obviamente algunos nunca la abandonaron, como los trabajadores de la salud».