Este miércoles ingresó a la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de ley de producción pública de misoprostol y mifepristona, dos medicamentos utilizados para la práctica segura de abortos. Se trata de una iniciativa de la candidata a diputada y presidenta del Observatorio Nacional de Acceso al Misoprostol, Magui Fernández Valdez, ingresado formalmente a la Cámara Baja por la diputada del Frente de Todos Mónica Macha.

El proyecto de ley tiene por objetivo «garantizar la producción pública de medicamentos esenciales para la realización de las prácticas farmacológicas de interrupción legal de embarazos garantizadas por la Ley 27.610 de interrupción voluntaria del embarazo y acorde a la Ley 26.688 de producción pública de medicamentos».

«Hoy en día el misoprostol es comercializado por algunos laboratorios en diferentes formas y marcas a precios completamente inaccesibles, entonces este proyecto busca acompañar el derecho adquirido del aborto legal que necesita sí o sí de un misoprostol disponible a nivel federal para que las personas que quieran abortar puedan ejercer este derecho sin enfrentarse a los abusos de la industria farmacéutica oligopólica», explicó Fernández Valdez.

Para Mónica Macha la producción pública de estos medicamentos «sería un paso más en nuestra soberanía sanitaria. Las políticas de salud, como la
interrupción voluntaria del embarazo, necesitan estar acompañadas de una política de medicamentos y producción de recursos que garanticen las intervenciones sanitarias. Si Argentina produce misoprostol lo que va a producir es más salud y autonomía. El proyecto de ley viene a fortalecer y expandir el alcance del aborto legal».

En Argentina actualmente hay dos laboratorios privados que producen misoprostol. Por un lado, se encuentra Laboratorios Beta (que produce Oxaprost) y por otro Laboratorios Domínguez (que produce MISOP 200). Según relevó el MISobservatorio, a mayo de 2021 los precios escalaban a $ 12.151.

https://twitter.com/MISObservatorio/status/1400131179551072258

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó la producción y comercialización para uso en el sistema de salud público del Misoprostol de dos laboratorios: el Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado de Santa Fe (LIF) y la Productora Farmacéutica Rionegrina. Asimismo, otro laboratorio público de San Luis está avanzando en las pruebas para la producción de estos medicamentos.

Según datos de la Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (DNSSR), en el primer semestre de 2021 se realizaron 15.455 tratamientos con misoprostol, siendo uno de los tratamientos más utilizados para la realización de abortos seguros.

En este marco, el proyecto de Fernández Valdez y Macha busca reforzar la producción y tiene entre sus objetivos «observar la disponibilidad de misoprostol y mifepristona, así como también su inversión pública y los avances científicos en la materia; incidir en la investigación científica y en las políticas públicas con el fin de contribuir a que el acceso universal al misoprostol y la mifepristona sean garantizados, y que los programas de provisión pública de medicamentos e insumos sean sustentables; promover el financiamiento en investigación e infraestructura para potenciar el ejercicio del derecho a gozar de los últimos desarrollos tecnológicos y científicos de las personas usuarias», entre otros.