El Bloque Sindical de Educación de La Plata presentó un informe sobre el estado edilicio de las escuelas de la ciudad. Detallaron que de los 188 establecimientos relevados, 170 tienen necesidades que deben atenderse. Entre los principales problemas se destacaron filtración y humedad (79), sanitarios (64), calefacción (55), ampliación de aulas y dependencias (46), instalación y suministro de agua (45) y reposición de luminarias (43).

Los gremios AMET, ATE, SADOP, SOEME, SUTEBA, UDEB-FEB y UDOCBA dieron a conocer los datos este mediodía en la sede de UDOCBA. En ese texto recabaron información que aportaron afiliados y delegados. Se basó en encuestas telefónicas, formularios web y visitas a las escuelas del distrito entre los meses de julio y septiembre.

“El objetivo es brindar información del estado edilicio para que esas escuelas se tomen en cuenta a la hora de planificar las medidas”, dijo a Contexto Fabiana Berardi, secretaria general de UDOCBA La Plata.

Otras deficiencias que desarrolla el informe estuvieron ligadas a rajaduras en paredes y techos (38), instalación eléctrica (31), aulas y dependencias clausuradas (25) e instalación de gas (11).

Entre los reclamos más urgentes, los gremios pidieron que el Municipio comience las obras de refacción de los jardines de infantes Nº 912 y Nº 946. Este último se incendió en 2018 y todavía no fue reconstruido. 

Críticas al Municipio: no se ejecutan los fondos

Los sindicatos apuntaron al Gobierno local, cuyo secretario de Cultura y Educación, Martiniano Ferrer Picado, no asistió a la invitación a la conferencia de prensa para la entrega del informe. Sí lo hicieron concejales del Frente de Todos y autoridades de la Jefatura Distrital de La Plata y del Consejo Escolar. 

“Con el municipio las mesas de trabajo lamentablemente fueron un fracaso. No hemos podido avanzar. Ferrer Picado es una persona que se enoja. No viene a la presentación de un relevamiento, no quiere sentarse con nosotros, no le gustan los sindicatos”, cuestionó Berardi.

Los gremios denunciaron que el año pasado el Municipio subejecutó 220 millones de pesos del Fondo Educativo. Para este año, desconocen el destino de más de 700 millones que debían aplicarse a doce obras, de las cuales comenzaron solo dos. Son fondos que gira Nación a los municipios para gastos estructurales como refacción y construcción de las escuelas.

Es un pedido que también hace la oposición. Para monitorear el avance de ese Fondo y garantizar que se vuelquen en las escuelas, se había creado una comisión de seguimiento, pero el oficialismo no convoca a los ediles del Frente de Todos y a los referentes sindicales desde mediados del año pasado.

“La Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo no se reúne desde mediados del 2020, pese a los reclamos, lo cual es sumamente grave e irregular. Necesitamos que esta comisión de trabajo funcione para fortalecer y mejorar la educación poniendo foco en lo prioritario”, pidió la concejal Yanina Lamberti, quien participó de la presentación del informe junto con sus pares Ariel Archanco, Cristian Vander y Virginia Rodríguez.

Concejales del Frente de Todos durante la presentación del informe.

Se trata del cuarto informe de este tipo, con eje en aportar información para encauzar las refacciones. El primero fue en 2017, en el marco de la crisis educativa durante el Gobierno de María Eugenia Vidal y los reiterados reclamos de los gremios por el crítico estado de las escuelas.