Por Ramiro García Morete

«Un océano perdí / era la única esperanza de vivir». La voz reverberante repite sobre la acústica esos versos no tanto como un lamento sino más bien como un mantra. Los sutiles arreglos de metalofón y theremin aumentan alrededor el sentimiento de melancolía, ensoñación y especialidad que envuelve a «Océano», este adelanto del primer disco de Ison Spectra. La banda que combina melodía y experimentación prepara su primer disco de manera independiente con la colaboración de Gordon Raphael, productor de bandas como The Strokes. A la espera de ello, Alejandro Martínez (cantante y compositor del grupo) se presta al juego: veinte preguntas, veintiuna respuestas. 

  1. ¿Qué es lo que más les gusta de su banda o proyecto?

El sonido creado entre los miembros del proyecto de manera natural. Con una química y fluidez totalmente inspiradora.

2. Tres discos.

Ok Computer, Radiohead; Unknown Pleasures, Joy División; Ágætis byrjun, Sigur Rós.

3. ¿Con qué músicx vivx o muertx te gustaría / hubiese gustado tocar?

Scott Walker.

4. ¿Lo importante es la canción, el riff, el beat, el sonido?

Todo. Los detalles hacen la diferencia.

5. Un verso de canción propia.

«Y un océano perdí / Y era la única Esperanza de vivir / Y al planeta destruí y era la última esperanza de vivir».

6. Un verso de canción ajena.

«Mírame a los ojos, / es la única manera en que sabrás / que te estoy diciendo la verdad» («Knives Out», Radiohead).

7. ¿Todo vale dentro de una canción?

Totalmente.

8. Tres artistas para recomendar.

Gaelynn Lea, Sufjan Stevens, Kiasmos.

9. Tres películas favoritas.

Zérkalo (El espejo), de Andréi Tarkovsk; Mulholland Drive, de David Lynch; Annette, de Léos Carax.

10. ¿Series?

The Twilight Zone, Dark, Black Mirror, Breaking Bad y Boardwalk Empire.

11. ¿Qué propondrías debatir, implementar, legalizar, impulsar?

Propondría debatir sobre el daño que nos estamos haciendo nosotros mismos como especie y sobre toda la vida en el planeta, implementar el Acuerdo de Escazú en el cual los gobernantes mundiales expongan el daño ambiental que realizan cotidianamente con empresarios multimillonarios que representan la mayor amenaza de la misma especie de la que son parte.

Legalizar la marihuana y cualquier otra planta que sea parte de la naturaleza y prohibir los agrotóxicos. Es un absurdo y no se realiza porque todos los Gobiernos son partícipes de la corrupción, el narcotráfico y desastre ambiental a nivel global. Impulsar a que la gente piense por sí misma. Mientras los libros se empolvan en los estantes, la tecnología y la manipulación de los medios junto al desastre ambiental nos ha convertido en algo peor que 1984 de George Orwell, tal vez más parecido a Un Mundo Feliz de Aldous Huxley. Somos nuestro peor enemigo y nuestra mayor amenaza. Contradictorio como lo es la humanidad.

12. Referente político actual o histórico.

Ninguno.

13. Argentina 2021.

Desigualdad y odio.

14. El futuro.

Incierto.

15. ¿Vinilo, casete, CD, mp3, YouTube, Spotify?

Todos.

16. Facebook, Instagram, Tik Tok , otro, ninguno…

Ninguno en especial.

17. ¿Lenguaje inclusivo?

Yo creo que hay quecombatir la discriminación y la desigualdad en todas sus formas.

18. El periodismo.

El periodismo cumple un rol fundamental en nuestra cultura. Es importante que los que estén en ese lugar realicen entrevistas genuinas y no sean parte del problema, que no tengan una bajada de línea. Ese tipo de artículos me gustaría leer.

19. ¿Lookearse o tocar vestidx así nomás?

Ambos.

20. El rock.

Vive.

21. ¿Algo para decir, aunque no lo hayamos preguntado?

Simplemente citar un fragmento del poema «No te detengas»(Walt Whitman), que siempre me resulta inspirador: «Somos seres llenos de pasión. / La vida es desierto y oasis. / Nos derriba, nos lastima, / nos enseña, / nos convierte en protagonistas / de nuestra propia historia. / Aunque el viento sople en contra, / la poderosa obra continúa: / Tu puedes aportar una estrofa. / No dejes nunca de soñar, / porque en sueños es libre el hombre / No caigas en el peor de los errores: / el silencio. / La mayoría vive en un silencio espantoso. / No te resignes».