El Comité Central Confederal de la Central General de Trabajadores (CGT) se reunió este miércoles, con fuertes mensajes de unidad y la premisa de avanzar en la aprobación de la reforma del Estatuto que permitirá incorporar al 30 % del cupo femenino en la conducción de la central obrera. Asimismo, ratificaron la movilización del 18 al Monumento al Trabajo, en el marco del Día de la Lealtad Peronista.

En la previa a la Confederal, desde Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) lanzaron un comunicado titulado «La CGT es con nosotras», para exigir el cumplimiento de la Ley N° 25.674 de Cupo Sindical, sancionada hace dieciocho años. En la misiva exigieron, de cara al congreso de renovación de autoridades previsto para el 11 de noviembre, el cumplimiento de esta normativa que les permitirá «integrar la nueva conducción, con una representación del 30 % en los cargos tituladores de las Secretarías existentes». «Este piso tiene vigencia y debe ser respetado y después con nosotras ya incorporadas, construir colectiva y democráticamente la igualdad», señalaron.

Desde la mesa chica de la CGT la propuesta previa fue reformar el estatuto y habilitar que cada una de las 35 secretarías cuente con un representante varón y mujer, según precisó Radio Gráfica, medio comunitario especializado en cobertura sindical. Las secretarias son designadas a los gremios, quienes eligen la representación.

Esta propuesta generó cierto malestar en el ala femenina, desde donde cuestionaron el «planteo de ‘cargos titulares alternos’ donde las compañeras intervengan cuando los temas son ‘de mujeres’ o ‘secretarías con varones titulares y mujeres suplentes'».

«Falta un número importante de compañeras en puestos de decisión dentro de la CGT, muchas de nosotras lideramos espacios locales y regionales, tenemos vocación de representación y entendemos que no se puede seguir esperando: ya es tiempo de integrarnos a la conducción nacional. No nos interesa mejorar la FOTO, sino estar sentadas en la mesa donde se toman las decisiones», manifestaron.

Durante el encuentro, haciéndose eco de las críticas, Héctor Daer precisó que la intención es avanzar hacia un nuevo esquema en el Consejo, con un mínimo del 30 % de mujeres. Es decir que resta definir cómo cada gremio garantizará ese piso.

«Hay que ampliarlo y hacia ese lugar es la propuesta que les estamos haciendo y que se las vamos a hacer llegar, una vez que termine de estar totalmente pulida por el cuerpo de abogados de nuestra CGT. Va a cambiar todo el estatuto, donde dice delegados va a decir delegados y delegadas, donde dice trabajadores va a decir trabajadores y trabajadoras. Le vamos a dar contenido con perspectiva de género en serio y no solo vamos a hacer una enmienda simple al tema de género», agregó el dirigente.

«Que de una organización sindical vengan una mujer y un hombre, pero que cuando estén sentados el 30 % sean mujeres para que tenga validez el Consejo Directivo», señaló, y agregó: «Es imprescindible e indispensable tener la voz de la mujer a la par nuestro, hombro con hombro. Por eso, mucho más que de cupo tenemos que hablar de ir a la par hombres y mujeres, porque nos va a mostrar hacia dónde vamos, compañeros, también».

En ese sentido, 201 delegados congresales aprobaron la modificación del estatuto para avanzar en la incorporación del cupo. Según informó InfoGremiales, la idea es llamar a un congreso extraordinario que sería convocado para el mismo día del congreso ordinario de renovación de autoridades pero unas horas antes.

Durante el encuentro de hoy, Marina Jaureguiberry, secretaria gremial de SADOP, pidió la palabra para exigir que se cumpla la normativa. «Hay que abrir la posibilidad para que estemos expresadas y se cumpla con el cupo. Nosotras, las compañeras, le hicimos el primer paro a Macri, hemos estado en la calle junto con los compañeros peleándola durante todos estos años y realmente sentimos que es necesario e importante que podamos estar en la mesa donde se toman las decisiones».

«Queremos que se contemple el piso de representación del 30 %. La propuesta de los compañeros es seguir trabajando estas propuestas hasta llegar al congreso. Es necesario hacer una reforma estatutaria para contemplar la perspectiva de género. Nuestras miradas deben estar necesariamente incluidas cuando se discute el mercado de trabajo, las condiciones de trabajo, la salud laboral, la precarización, la registración, la jubilación, entre muchos temas», concluyó.

Unidad, apoyo al Frente de Todos y críticas a la oposición

Tras el encuentro, los congresales lanzaron un comunicado, donde manifestaron su apoyo al Gobierno, ratificaron la marcha del Día de la Lealtad y señalaron que «la unidad no es un valor en sí mismo, sino la mayor expresión de fortaleza que es preciso ofrecer a los trabajadores en momentos en los que los indicadores sociales demandan la máxima atención» de los dirigentes.

«Los adversarios de los trabajadores nunca descansan, ya que cuando llegan al Gobierno por la fuerza o los votos siempre procuran atomizar el modelo sindical, fragmentar la negociación colectiva y desfinanciar a la seguridad social», denunciaron.

En ese sentido, advirtieron un sector «agazapado» en la oposición y «no duda en proponer a la ciudadanía una reforma laboral, la eliminación de la indemnización por despido y la negociación individual de las condiciones laborales porque sencillamente perdió la vergüenza y los temores al repudio social», expresaron los congresales.