En sintonía con los acuerdos paritarios que el sector docente logró con Provincia y Nación, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, selló un aumento para educadores del ámbito universitario. Tras una reunión mantenida este lunes entre el ministro y los sindicatos nucleados en el Frente Gremial Universitario (FGU), se acordó una suba del 47 % anual, equivalente a un alza de 12 puntos, en tres tramos, añadida al 35 % que ya estaba pautado.

Desde la cartera conducida por Trotta aclararon que el acuerdo, alcanzado de manera unánime, también incluye a los nodocentes de la Federación Argentina de Trabajadores de las Universidades Nacionales (FATUN). Además del incremento salarial, la propuesta incluye un bono para docentes universitarios de 2.000 pesos por conectividad desde octubre a marzo de 2022, como también un bono de 6.000 pesos para no docentes.

Trotta encabezó una nueva ronda de la revisión paritaria junto con el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, de la que participaron los representantes sindicales de CONADU, CONADU Histórica, FEDUN, FAGDUT, UDA y CTERA.

«Incorporamos al acuerdo paritario cerrado en mayo un aumento del 12 % que se aplicará sobre los salarios de marzo de 2021, con la siguiente distribución: 6 % en septiembre y 2 % en octubre de 2021, totalizando el incremento para dicho mes un 7 %; y un 4 % en enero de 2022», expresaron a través de las redes desde el área a cargo de Perczyk.

«Además, se duplicará el bono por conectividad para los docentes universitarios, pasando a ser de $ 2.000 desde octubre hasta marzo 2022. Asimismo, se otorgará un bono de $ 6.000 para los no docentes, el cual se abonará en dos cuotas en octubre y noviembre», agregaron.

Cabe recordar que, en mayo de este año, el Ministerio de Educación había acordado con los representantes de los trabajadores universitarios un 8 % retroactivo desde abril, 6 % en junio, 4 % en agosto, 5 % en octubre, 7 % en diciembre y 5 % en febrero.

«Hoy continuó el proceso de recomposición de los salarios universitarios, en el contexto de la compleja situación de los últimos años. Es preciso robustecer el salario con la paritaria y desplegar las políticas económicas que permitan contener la inflación, porque se comprende y valora el compromiso del sistema y sus gremios», fueron las palabras de Nicolás Trotta.

Mientras tanto, desde el sector de docentes universitarios celebraron el acuerdo y ratificaron su intención de «seguir trabajando para mejorar la situación» en las universidades, como también para el sector estudiantil.

«Vamos a seguir trabajando para mejorar las condiciones de trabajo y la situación en las universidades, para que puedan cumplir sus objetivos cabalmente y puedan dar respuesta a los problemas que se nos presentan. Poder seguir sosteniendo la matrícula, que los jóvenes de menores recursos no se vean obligados a abandonar por no tener las condiciones para costearse los estudios, continuar construyendo la Universidad pública, gratuita, con compromiso con la sociedad, feminista y latinoamericanista y popular», expresó días atrás el secretario general de CONADU, Carlos De Feo, tras aprobar la propuesta paritaria en conjunto con las bases del sindicato.