Las Asambleas de Barrio Norte y Tolosa denunciaron una nueva avanzada del Municipio sobre la avenida 32, puntualmente sobre la rambla de calle 8 a calle 12, que catalogaron directamente como «destrucción» y «abandono» de espacio público.

En una asamblea pública, vecinos y vecinas de ambos espacios manifestaron su preocupación sobre la situación de la rambla. Vale recordar que tanto desde Barrio Norte como desde Tolosa se opusieron fervientemente a la avanzada sobre este espacio.

En ese sentido, la principal postura que mantuvieron es que se trataba del proceso de «cementación» del espacio verde de la gestión del intendente Julio Garro, el cual atenta contra espacios claves para detener las lluvias en zonas gravemente afectadas por la inundación de 2013.

Producto de esa resistencia, lograron frenar las obras, pero ahora denuncian que «la rambla está destruida y abandonada». En ese sentido, José Rusconi, referente de la Asamblea de Barrio Norte, explicó que «ese triunfo tuvo su costo: el Municipio en retirada dejó en un estado de deterioro total este espacio verde, para luego someterlo al abandono total».

Entre las modificaciones que se están realizando sobre la zona, los vecinos destacan las luces led y la plantación de árboles, pero señalan que sus reclamos no son atendidos.

Vale recordar que en marzo de este año les acercaron a las autoridades municipales un pliego de demandas puntuales. Entre ellos: reacondicionamiento de la pista aeróbica en todo el circuito con materiales de tipo ecológico y permeable, reconstruyendo los cordones para evitar que se esparza el material, nivelando y con drenaje para que no se encharque con las lluvias; reconstrucción de los pasos entre Tolosa y Barrio Norte con materiales de tipo ecológico y permeable, con cordones, nivelados y con drenaje; recuperación de tres espacios donde se retiraron los aparatos de actividad física y acondicionamiento de los que se encuentran; nivelado de toda la superficie de la rambla, rellenando los lugares que se encharcan y reacondicionamiento de aproximadamente una docena de bases de columnas que fueron removidas, que quedaron con cables de energía expuestos y se distribuyen a lo largo de distintos puntos del circuito.

Asimismo, plantearon la necesidad de reponer árboles retirados e instalar plantaciones en lugares donde no existe arboleda, con ejemplares de nuestro bosque nativo; arreglar bancos y mesas deterioradas; equipar el circuito con depósitos para basura; reparar el sendero de cruce de calle 9 en el tramo de bajada sobre avenida 32, que se encuentra con pozos y se transforma en un pantano cuando llueve, entre otros.

«Están haciendo una obra que quitaría espacio verde allí. Al preguntar a los funcionarios, o no nos responden o nos mienten, nombrando solo que se trata de colocación de luces LED. Pero nos enteramos de lo que piensan hacer, que está muy lejos de la lista de reclamos que les dimos en mano en una reunión en la rambla reclamando por el estado nefasto en el que se encuentra. Solo plantaron árboles y ahora se vienen en plena campaña con esto», explicó Vanesa Zafiro, referente de la Asamblea de Tolosa.