El actual interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), Federico Bernal, amplió la denuncia contra los funcionarios que conducían el organismo durante el macrismo y contra el entonces ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, por incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con el cargo, en un expediente iniciado en 2020. 

La denuncia, que también alcanza al ex titular de ENARGAS, Mauricio Roitman, y al ex subsecretario de la cartera de Energía, Marcos Pourteau, se centra en los contratos que facilitaron la dolarización de tarifas de gas que, según estiman desde el organismo, generaron un perjuicio de 393 millones de dólares al fisco y de 168 millones de dólares a los usuarios y usuarias.

Los acuerdos, denominados Bases y Condiciones para el abastecimiento de gas, fueron celebrados por Aranguren en 2017 con las empresas productoras y distribuidoras de gas «a fin de fijar precios del gas en PIST (Punto de Ingreso al Sistema de Transporte) en dólares». Según Bernal, fueron «inéditos en la comercialización del recurso», y, luego de celebrados, el costo fue asumido por las y los usuarios del servicio, que «quedaron atados a una concertación contractual por el plazo de dos años con precios del gas en dólares trasladados a tarifa sin objeción alguna por el Regulador». 

«En otras palabras, a través de ese acuerdo promovido por Aranguren y que contó con la complicidad del ex Presidente del ENARGAS (Mauricio Roitman) y de otros ex directores del Organismo, se dolarizaron las tarifas de gas en todo el país asegurándoles ganancias en dólares a las empresas y sometiendo a los usuarios/as a las variaciones en el tipo de cambio», detallaron desde el organismo. 

También recordaron que, producto de la megadevaluación de abril de 2018, cuyas consecuencias continúan hoy, el Gobierno de Mauricio Macri decidió «trasladar el costo de la devaluación (que implicó unos US$ 393 millones) a todos los contribuyentes a través de la afectación del Presupuesto Nacional». 

Según la nueva presentación de ENARGAS en la Justicia, «personal técnico y jurídico del Organismo se pudo confirmar que a comienzos del año 2018 (enero/marzo del 2018), los ex directores del ENARGAS denunciados utilizaron el sistema de las ‘Diferencias Diarias Acumuladas -DDA-‘ a fin de asegurarle ganancias en dólares a las empresas firmantes de los acuerdos conocidos con el nombre de BASES Y CONDICIONES». 

Bernal afirmó en su escrito que «los ex directores del ENARGAS realizaron una utilización ilegal del sistema de las DDA en perjuicio de usuarios y usuarias con la finalidad de garantizar ganancias en dólares a las empresas, un hecho inédito en la historia de la comercialización del gas en la República Argentina».