Mientras el Gobierno avanza hacia la reactivación pospandemia, desde Provincia mantienen la guardia en alto sobre la llegada de la variable delta. El Ejecutivo bonaerense informó el primer caso de contagio por transmisión comunitaria en el territorio gobernado por Axel Kicillof.

El dato fue arrojado por el ministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, en el marco de la conferencia de prensa semanal sobre el parte epidemiológico en el distrito. Según lo anunciado, se trata de un residente de Lanús que se contagió en su ámbito de trabajo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Al no poseer nexo con un viaje o un pasajero regresado del exterior, se convierte en el primer caso considerado de transmisión comunitaria.

«Detectamos un caso en el día de ayer de una persona sin nexo con viajeros, lo que se llama transmisión comunitaria. Esta persona vive en Lanús, pero trabaja y se contagió en la ciudad, donde desempeña sus tareas laborales», sostuvo el ministro Kreplak en la conferencia de este martes.

«Hemos logrado en la provincia demorar el ingreso de la variante delta, y, en cuanto a la circulación comunitaria, veníamos solo con casos encapsulados por medidas de aislamiento. Pero por primera vez detectamos un caso de delta que no es producto ni de un viajero ni de un contacto con viajero», agregó.

El ministro aclaró que desde el Gobierno se sigue manteniendo el protocolo de aislamiento en hoteles y luego en el domicilio. «Tenemos 55 viajeros contagiados, que se detectaron en los hoteles, dos casos previos al aislamiento», indicó. «Hay otros dos casos de CABA que son de transmisión comunitaria, que tienen parientes en el conurbano bonaerense y que tuvieron contacto estrecho. Estamos intentando encontrarlos. La circulación comunitaria comienza a darse», añadió.

Mientras tanto, desde la plana de Nación se mantiene a plena marcha el plan de vacunación con el foco puesto en la segunda dosis. En búsqueda de fortalecer lo más posible los niveles de inmunización en la comunidad, el Ministerio de Salud logró ayer la adquisición de más de 650.000 dosis de Sputnik V, junto a unos quinientos litros del principio activo para elaborar el inoculante en los laboratorios locales de Richmond.

Fue la propia ministra Carla Vizzotti quien ayer por la mañana arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza para informar la llegada de este nuevo lote y, al mismo tiempo, responder a las acusaciones de la oposición, que intentaron instalar la idea de una presunta acumulación de «vacunas guardadas en heladeras».

«Me llama la atención que no se entienda. Parece que fuera una estrategia para decir que las vacunas están en la heladera cuando no es así. Las vacunas están en constante movimiento desde que llegan al país y se distribuyen en las provincias», resaltó.

Con este nuevo lote recibido, Argentina está cerca de haber llegado a los 50 millones de dosis adquiridas desde el inicio de los vuelos al exterior para conseguir inoculantes en el mercado internacional.