La campaña de vacunación se amplió desde la semana pasada con el despliegue de los vacunatorios móviles que llegan a los barrios populares y zonas rurales donde el Gobierno bonaerense detectó menores porcentajes de inoculación. El martes 17 de agosto, cinco colectivos comenzaron a recorrer los municipios de Tres de Febrero, San Miguel, La Matanza, Lanús y San Isidro.

Ahora, la vacunación móvil para mayores de dieciocho años arriba a La Plata. Autoridades de la región sanitaria XI del Ministerio de Salud de la provincia anunciaron que las postas itinerantes se desplazarán el martes 24 por Romero (155 e/ 514 y 515), el miércoles 25 por Arturo Seguí (diagonal 145 y 413 bis), el jueves 26 por Villa Elvira (4 bis e/ 612 y 613) y el viernes 27 por El Peligro (228 y 423).

Se trata de un nuevo paso en la estrategia de vacunación con primera dosis para profundizar la etapa comunitaria con una «impronta más territorial», destacaron desde el Ministerio de Salud bonaerense.

El objetivo del Gobierno de Kicillof es vacunar a ese porcentaje menor de la población que por distintos motivos no recibió la vacuna hasta el momento. «Para llegar a ese porcentaje pequeño de la población que sigue siendo quien se enferma y ocupa las camas de terapia intensiva y que principalmente son personas que no se han vacunado, desarrollamos esta nueva estrategia con colectivos vacunatorios móviles y adentrarnos en territorios más alejados y zonas rurales», detalló Kreplak la semana pasada al anunciar la medida.

En la capital bonaerense, a diferencia de los municipios del conurbano, no habrá colectivos móviles sino postas itinerantes, donde los vacunadores transportarán las vacunas en heladeras portátiles.

Vale remarcar que el domingo en La Plata se alcanzó el medio millón de vacunados, según informó el Ministerio de Salud. 

La aceleración en la campaña de vacunación en la provincia se enmarca en la mayor circulación de la variante delta en el país, que en Europa y otros países demostró ser más contagiosa. La ministra de Salud, Carla Vizzotti, aseguró este lunes que, si bien la circulación de la delta de covid «no es predominante» en la Argentina, «ya está cerquita de ser comunitaria». Por ahora en el país sigue teniendo mayor presencia la variante manaos, agregó.

En la provincia de Buenos Aires se registraron 42 casos confirmados de la variante delta. De ese total, 40 fueron contagios de la nueva cepa en viajeros y 2 en convivientes de personas que estuvieron en el exterior.

La vacunación a quienes no la hayan recibido todavía permitirá bajar aún más los contagios, que se encuentran en continuo descenso. En la semana del 16 al 22 de agosto, Provincia registró 1.664 casos en promedio diario. Fue la decimotercera semana consecutiva de caída de casos. A la vez, la cifra representó 26 % menos de contagios con respecto a la semana anterior y 86 % menos frente al pico de la segunda ola, puntualizó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco.