A un mes de las elecciones primarias, Alberto Fernández volvió a reunir a toda su tropa en busca de dejar atrás las polémicas de los últimos días y enfocarse de lleno en la gestión, la cual, consideró, «viene dando pasos firmes» y señales de recuperación económica.

En el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el presidente recibió a todo su equipo, excepto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, pues se encuentra en Rusia negociando por la llegada de más vacunas. Según detalló el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, Fernández «expresó su reconocimiento a todos los ministros por la tarea que se viene llevando a cabo» y puso el foco tanto en las PASO como en las prioridades de gestión. En este marco, el presidente apunta a no dar más pasos en falso, tras la polémica por las reuniones en Olivos, por lo que el encuentro dejó una serie de lineamientos tanto de gestión como políticos.

Cafiero explicó que se trató cómo será el abordaje de la campaña, teniendo «siempre como marco normativo el respeto de la ley electoral», que marca «actividades que se pueden hacer y otras que no», y con el eje puesto en que «no se detiene la gestión, que viene dando pasos firmes».

Tras el encuentro, el jefe de Gabinete se refirió a que en esos «pasos firmes» se empieza a observar una reactivación económica, la cual «es muy visible desde distintos puntos de vista». En ese sentido, enumeró el crecimiento de 11 puntos en el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), una recuperación de 23.000 puestos laborales en la actividad industrial y un crecimiento del 64 % de la tasa de uso de la capacidad instalada de las empresas, por encima de la de 2018.

«Nos queda por recuperar cuatro años muy malos para la economía y para el país, que es una tarea y un compromiso del presidente llevar adelante esa recuperación», expresó Cafiero. «Nosotros venimos a reafirmar ese compromiso, que es encender la economía, recuperar el empleo, todos los institutos y fundamentalmente las herramientas de política pública que hacen necesario a un Estado que debe recuperar un modelo de producción y de empleo», argumentó, y añadió que todo ello «se había abandonado tiempo atrás y es lo que se tiene que recuperar ahora».

En ese sentido, el Gobierno apunta a dar vuelta la página y pensar en un escenario sin covid. «El presidente hizo un reconocimiento a los ministros, repasó los programas que desde el año pasado sirvieron para contener la pandemia, y focalizó en las herramientas que están rotando hacia la recuperación económica. También marcó las prioridades que quiere ver plasmadas en el presupuesto del año próximo. Tiene que ser el presupuesto de la pospandemia», destacó Cafiero.

Cafiero adelantó que el presupuesto para el año próximo «va a expresar el volver a recuperar las prioridades, los niveles de inversión y obra pública y el espíritu de lo que fue el Presupuesto 2021». En este marco, destacó que para este año hubo un presupuesto contemplando una mirada de género y niñez para «tener políticas integrales en toda la gestión para abordar las problemáticas, que son bien complejas y se tienen que abordar de un modo multifacético».