Este miércoles, el Gobierno provincial arrancó una nueva etapa del plan de vacunación contra la covid, con la presencia de vacunatorios móviles que comenzaron a recorrer barrios populares del conurbano bonaerense. «El objetivo que teníamos era lograr alcanzar en personas mayores de cincuenta años el 60 % de cobertura de esquema completo. Ya lo hemos superado y seguimos vacunando a máxima velocidad», manifestó el ministro de Salud, Nicolás Kreplak.

El plan Vacunate Móvil es llevado adelante por el Ministerio de Salud y tuvo su puntapié inicial en los municipios de Tres de Febrero, San Miguel, La Matanza, Lanús y San Isidro, con cinco colectivos y un equipo de trabajadores de la salud para la «búsqueda activa» y vacunación casa por casa.

«Hemos trabajado para poder tener colectivos que funcionen como vacunatorios móviles y poder adentrarnos en territorios donde estemos detectando menor porcentaje de vacunación y vacunar casa por casa», manifestó este martes el ministro.

Desde Provincia detallaron que la estrategia viene a «profundizar la etapa comunitaria de vacunación con una impronta más territorial», con la búsqueda activa casa por casa de «aquellas personas que, por diferentes circunstancias, todavía no accedieron a la vacunación».

En ese sentido, los colectivos del Vacunate Móvil son parte de la estrategia territorial que ya tenía dos vehículos en Villa Gesell y Azul, el Tren Sanitario recorriendo el interior bonaerense y las postas itinerantes que esta semana estarán en las estaciones de San Isidro, San Miguel, José C. Paz, Florencio Varela, Quilmes y González Catán.

Noelia López, directora provincial de Salud Comunitaria, fue una de las personas que se encargó este martes del recorrido casa por casa. «Me pone muy contenta, me emociona y me hace creer que lo que estamos haciendo es lo correcto, que hay que salir a buscar porque hay personas que por diferentes circunstancias no se han podido vacunar y que es importante la presencia del Estado y de los equipos comunitarios de salud», manifestó.

«Lo que rescatamos de la jornada en el barrio es que se profundiza la estrategia comunitaria. Es importante la articulación con los referentes barriales, que nos van orientando sobre aquellas personas que saben que tienen dificultades para acercarse a las postas, o que tienen resistencia a vacunarse. Seguramente con el correr de los días vamos a poder lograr acercarnos mucho más a las personas», concluyó.

Durante la jornada, quienes se inocularon detallaron que aún no lo habían hecho por temor, por problemas de movilidad o por inconvenientes al inscribirse.